Edición Impresa

Los cuatro del poder oscuro y mucho más

Escucha esta nota aquí

El drama biológico de nuestro país a la fecha está contagiado de algunos extraños personajes caracterizados de políticos, escritores, intelectuales, o líderes, que operan bajo el mandato de intereses de grupos foráneos e internos, y son solamente marionetas que se mueven por hilos invisibles que mientras son protagonistas de una determinada historia se vuelcan de repente en un momento determinado para redimir a un personaje político. 

Este es el caso de las revelaciones del Gral. Freddy Bersatti en su libro “Los cuatro del poder oscuro”, que desde el punto de vista de la estrategia política escogió el momento, el medio, el lugar y el propósito; situación que más que una “revelación histórica” es una trama y/o postura política, de un “secreto a voces” que ya corría por todo el país. Lo importante es que el Gral. Bersatti se constituye en un importante testigo clave en muchos procesos que se deben abrir contra el expresidente Evo Morales y contra todo su entorno inmediato, entre ellos a “los cuatro del poder oscuro” y muchísimos más, porque cuatro son pocos. 

Este contubernio, intenta reposicionar al MAS junto a su líder primigenio Evo Morales para retomar el poder del Estado aprovechando un momento de fragmentación política múltiple, compleja, clases sociales divididas y resabios caudillistas.

El libro del Gral. Bersatti es una finta, cuya presentación al igual que el reciente libro de Evo Morales, fue prevista con antelación, con el propósito de conmover a las bases campesinas y recuperar la confianza del pueblo boliviano; Bersatti al lanzar estos “testimonios” intenta una recepción decisiva en la sociedad boliviana para recuperar y reactivar la confianza de su jefe Evo Morales y asegurar la vigencia del MAS, supuestamente sin los malos dirigentes que por supuesto cometieron todos los pecados capitales. 

En el fondo se intenta crear una percepción generalizada en la sociedad boliviana, principalmente en las bases del MAS, de un hombre humilde que estuvo rodeado y prisionero de un entorno maléfico que buscaba herirlo por la espalda y que su mandato de 14 años fue un mundo oscuro, complejo, difícil, desconcertante, lleno de engaños, por ese entorno vil, cínico y delincuencial. 

Esta postura política del Gral. Bersatti buscaría dos objetivos: primero: salvaguardar y recuperar la imagen de Evo Morales, y segundo: que en el MAS hay un nuevo grupo de poder alrededor del narco genocida, que busca la pervivencia firme del MAS, para seguir subsistiendo del dinero, la política y el poder. 

Lo cierto es que nunca más van a ganarse la conciencia nacional, gracias al surgimiento de nuevos actores y porque el poder no es un tema de ambición personal, sino una obligación para el gobernante.