Edición Impresa

Los ejemplos y la realidad

Efraín Huanca Quisbert 27/10/2021 05:00

Escucha esta nota aquí

En días pasados se publicaron en prestigiosos medios de prensa un artículo del Sr. Montero Kuscevic donde muestra algunos argumentos para diferenciar los valores reales de los valores nominales acerca de algunas variables económicas.

Vamos por partes. Para fines de enseñanza, el ejemplo de una sola mercancía, el ingreso y el precio evidentemente se lo usa para mostrar el poder adquisitivo del ingreso y para mostrar la mecánica de la inflación. Para explicar el ejemplo del Sr. Montero, existe una sola mercancía: manzana; se tiene un ingreso nominal, éste sube de 100 bolivianos a 200 bolivianos que registra una tasa de crecimiento de 100% y, tenemos un precio, el precio de la manzana sube de 1 bs/manzana a 4 bs/manzana que tiene una tasa de crecimiento de 300% -pero no lo dice-, obviamente el poder adquisitivo del ingreso disminuirá porque la diferencia es de 200% a favor del precio. Lo usual es mostrar que ambas tengan la misma tasa de crecimiento para mostrar que el ingreso y el precio no varíen, en otras palabras, que el poder adquisitivo del ingreso no cambie. Pero, de hacer subir arbitrariamente el precio y en menor medida el ingreso, se nota claramente la mala intención o la no comprensión del ejemplo que se está utilizando. Y lo peor, es que se predispone al lector.

Cuando se convierten valores nominales de una moneda a otra, necesariamente tienen que hacerse por el tipo de cambio nominal de cada año. Aquí no hay ninguna triquiñuela. Por favor, más bien hay que entender, otra vez, antes de emitir opinión.

Respecto del PIB real de Santa Cruz, éste creció, es una evidencia, pero lo valioso es argumentar por qué lo hizo. Primero, porque la inversión pública ejecutada, en el periodo 2006-2019, destinada a Santa Cruz estuvo cerca del 20%, esto es 1/5 del total del esfuerzo del producto social boliviano; situación obviamente privilegiada. Segundo, si nos retrotraemos un poco en la historia, veremos que en la década de los setenta del siglo pasado, durante el Gobierno de Banzer Suárez, casi la totalidad del excedente económico generado en la economía boliviana fue trasegado a Santa Cruz a través de la instrumentalización de diferentes políticas económicas. De esta manera, podemos enumerar uno a uno, cada uno, de los episodios de transferencia de recursos monetarios y financieros a Santa Cruz que permitieron que crezca su PIB real y, obviamente, su PIB per cápita.

El manejo inconsciente de algunos ejemplos pueden conducir a obtener resultados contraproducentes, puesto que en el ejemplo inicial –de las manzanas-, se dirige la atención del lector hacia una disminución del ingreso y luego nos dice que el PIB real per cápita –que es el ingreso real del conjunto de la economía- aumenta.

Finalmente, cuando se trata de utilizar recursos didácticos para la enseñanza y/o la trasmisión de ideas es necesario tener precisión y revisar el material correspondiente -en este caso Cuentas Nacionales- porque de lo contrario se corre el serio riesgo de trasladar la confusión al lector.

Efraín Huanca Quisbert es Economista


Comentarios