Escucha esta nota aquí

La ministra de Planificación, Gabriela Espinoza, anticipó ayer que los avances en la tecnología digital permitirán transmitir los datos del Censo de Población y Vivienda, recogidos en cada hogar, en “tiempo real” y que los resultados serán entregados “a finales de octubre de 2023”.

La información del censo será empleada para asignar recursos a las regiones en función de su crecimiento poblacional, así como escaños de representación política en el Legislativo. Por eso, los gobiernos subnacionales anunciaron un seguimiento al proceso.

Los primeros resultados del Censo 2012 demoraron dos años en ser entregados al país, recordó el director de la Fundación Jubileo, Juan Carlos Núñez, quien destacó el alcance de los anuncios gubernamentales y recomendó “transparencia”, precisamente, para evitar tensiones regionales.

El presidente Luis Arce aprobó esta semana el decreto que declara “prioridad nacional” al censo y fijó el empadronamiento para el 16 de noviembre de 2022.

Espinoza señaló que se trabaja en la actualización de la cartografía. “Generalmente esta actualización se hace en un año, ahora lo haremos en siete meses”, dijo.

Lea también

Comentarios