Escucha esta nota aquí

Acusaciones entre candidatos y casi una nula participación de los mismos con respuestas concretas sobre sus planes de Gobierno. Ese fue el tenor del último debate realizado por Unitel con los cinco de los nueve postulantes a la Alcaldía de la capital cruceña.

La metodología del encuentro fue a través de una breve exposición de cada uno de los candidatos sobre temas puntuales, como inversión y obras públicas, desarrollo humano y planificación y mercados.

Luego, los postulantes realizaban una pregunta sobre la temática tocada, pero que al final se convirtió en los 30 segundos perfectos para atacar al adversario con otro tipo de consultas.

Acusaciones

El primer dardo lo lanzó la candidata de Santa Cruz Para Todos (SPT), Angélica Sosa, a José Gary Áñez, de C-A. Lo cuestionó sobre qué tipo de transparencia habla cuando uno de sus candidatos a concejales le alquila un edificio a la comuna capitalina.

Luego fue el turno de Jhonny Fernández (UCS) quien consultó a Áñez sobre su presupuesto para las obras públicas. Adriana Salvatierra, del MAS, se pasó a otro tema, preguntando sobre inversión en gestión para la defensa de la mujer y, finalmente, Roly Aguilera, de Demócratas, le cuestionó sobre una entrevista realizada por el periodista al expresidente Evo Morales.

“Los socios del MAS han hablado una vez más. Ustedes el domingo se van, pasará a ser ‘ex’”, respondió Áñez al recordar a un vecino de la Villa Primero de Mayo que durante 30 años ha esperado que el municipio se acuerde de pavimentar su barrio.

Luego le tocó a Salvatierra recibir los disparos de sus adversarios”. No le voy a preguntar sobre la compra de maquinaria, porque no debe saber ni cuántas hay, pero no voy a comprar tractores con sobreprecios”, dijo Fernández en alusión al exministro Hugo Salvatierra, padre de la candidata.

Salvatierra respondió que no se volverá “al pasado de la corrupción, de las promesas incumplidas; de alcaldes que dicen que no roben, pero que saquen algo”.

Preparados

Fernández, quien llegó al set con una cantidad de folder del que iba sacando documentos mientras debatía, aprovechó para recordarle a Sosa que en el presupuesto de 2021 no existe la partida para un bono que la candidata estaría ofreciendo a los votantes.

“Usted Jhonny viene a hablarme del presupuesto, usted lo aprobó. No se cómo puede hablar si dejó en quiebra la ciudad”.

El batacazo fue el momento que Áñez le consultó a Aguilera sobre cómo podía hablar de administrar el municipio, si no pudo mantener la unidad de su partido, recordándole que en Demócratas varios militantes se retiraron luego de la decisión de que Aguilera sea el candidato a la comuna.

“En Demócratas somos 300.000 militantes, obviamente se han salido dos o tres, pero hay una renovación de liderazgo extraordinario”, indicó Aguilera.

En las distintas oportunidades que los candidatos a la comuna han tenido para exponer sus planes de Gobierno, la lógica ha sido similar, atacar a su adversario.

Comentarios