Escucha esta nota aquí

Los resultados obtenidos en las elecciones subnacionales disgustan a las bases y mandos medios del Movimiento Al Socialismo (MAS) que ahora exigen “renovación”, un ajuste en el gabinete, mayores espacios laborales en el gobierno y que se “laven los trapos sucios” en un congreso nacional.

Hay mucha molestia a nivel nacional por los dedazos de esos dirigentes que están identificados, quienes no solo van a ser expulsados del Movimiento Al Socialismo, sino que van a tener que explicar las denuncias de cobro de candidaturas. Van a tener que responder”, afirmó ayer el diputado Rolando Cuéllar (MAS) en entrevista con EL DEBER Radio.

Al ser consultado por el papel que jugó Evo Morales en el proceso proselitista que concluyó el domingo, Cuéllar afirmó que “las campañas han sido muy flojas en todo el país (porque) no ha habido una línea de arriba para abajo ni abajo a arriba por la molestia del dedazo”.

Es más, Cuéllar desconoció el papel del expresidente “como jefe de campaña” y lamentó que por primera vez el partido no contó con jefes de campaña regionales, departamentales ni municipales que coordinen las tareas proselitistas y los mensajes políticos durante este periodo crucial para la renovación de liderazgos y autoridades regionales.

Durante el último tramo de la campaña electoral reaparecieron los exministros Juan Ramón Quintana y Héctor Arce y esto también incomodó en el partido azul, según admitió Cuéllar, quien recordó que existen resoluciones de las organizaciones sociales, agrupadas en el Pacto de Unidad, que vetaron el retorno “de la rosca que le hizo mucho daño a instrumento”.

Este tema será analizado en el congreso del MAS que, además, deberá renovar a su directiva. Los mandos medios también esperan que el gobierno abra espacios laborales en la administración pública y que se cambie al ministro de Gobierno, Carlos del Castillo.

Remberto Calani, dirigente del MAS en La Paz, se mostró apesadumbrado por los resultados. “Nos ha ido mal y es la cuarta vez que hemos perdido en La Paz y tendrá que haber una reestructuración del MAS para poder fortalecer el instrumento y retomar lo que es la democracia interna. Es necesaria una autocrítica y tomar decisiones en el sentido de renovar las direcciones del instrumento político”, puntualizó.

El partido gobernante perdió en las dos principales ciudades del departamento de La Paz y puede disputar la gobernación en elecciones de segunda vuelta. En el partido señalan que la causa de esas derrotas tiene que ver con la selección de candidatos . “Vamos a tener una evaluación fría y responsable. No se puede admitir a alguna gente que esté actuando como paracaidistas”, complementó el dirigente Froilán Mamani.

Hasta el miércoles, el grupo de dirigentes nacionales próximos a Evo Morales se habían limitado a valorar el alcance nacional de los resultados de los comicios regionales y pidieron dejar “los errores” para un ampliado del partido.

“Tiene que ser algo interno, por eso hago un llamado a la dirección nacional, que convoque a este ampliado y ahí lavaremos los trapos sucios”, señaló ayer la exdiputada Concepción Ortiz.



Comentarios