Escucha esta nota aquí

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, sostuvo ayer que Estados Unidos quiere impunidad para los “operadores” del “esquema desestabilizador” que asegura que Washington promueve en la isla, ante críticas de funcionarios estadounidenses sobre la declaración como ilegal de una manifestación convocada para el 15 de noviembre.

“El imperio quiere impunidad para sus operadores en Cuba y amenaza con más medidas. Qué soberbia, prepotencia y frustración la del imperio. Recibirá la respuesta digna de nuestro pueblo”, dijo el mandatario cubano.

“Cuando el Gobierno estadounidense se pronuncia, habla el que financia y organiza el esquema desestabilizador, que suma a cuanto grupúsculo o institución –dólares mediante– aporte una iniciativa contra la Revolución. Basta de amenazas”, añadió Díaz-Canel.

La semana pasada, el gobierno cubano declaró ilegal una marcha convocada para el 15 de noviembre y hace unos días advirtió de consecuencias penales a los organizadores de esta manifestación por el “cambio” y en demanda de la liberación de presos políticos.

Esta convocatoria se da luego de las inéditas manifestaciones del 11 de julio, que dejaron un muerto, decenas de heridos y unos mil detenidos, de los cuales más de 500 siguen en prisión.

Comentarios