Escucha esta nota aquí

Un día después de que la Corte de Apelaciones de Iquique revocara la detención preventiva de los tres militares bolivianos, los uniformados salieron del penal de Alto Hospicio y fueron trasladados a la comuna chilena de Pozo Almonte, donde guardarán arresto domiciliario en un hotel de ese lugar.

Ayer, el ministro de Defensa, Edmundo Novillo, aplaudió la decisión judicial y dijo que cumplió con su palabra al ver a los uniformados salir de prisión. Sin embargo, los militares deberán cumplir arresto domiciliario mientras dure la investigación

“Cumplimos con nuestra palabra. Obtuvimos la liberación de los tres compatriotas militares bolivianos detenidos injustamente por Chile cuando cumplían labores de lucha contra el contrabando”, escribió Novillo en Twitter.

Comentarios