6 de marzo de 2024, 4:00 AM
6 de marzo de 2024, 4:00 AM

El presidente Luis Arce Catacora sorprendió ayer (martes) por la mañana al cambiar a cinco ministros de su gabinete, aunque estos cambios no afectaron a los notorios ministerios políticos, económicos y estratégicos, que suelen ser los más cuestionados por organizaciones sociales, legisladores y opositores. 

Según allegados al presidente Arce, los cambios responden a las propuestas presentadas por las organizaciones sociales durante el denominado Cabildo del Pueblo, realizado en octubre. Sin embargo, han pasado más de cuatro meses desde aquella ocasión y muchas circunstancias han cambiado desde entonces, lo que cuestiona la correlación entre esos eventos.

Para los evistas del MAS, estos cambios ministeriales son simplemente “maquillaje”, ya que, según ellos, el presidente no ha atendido las observaciones realizadas, especialmente en relación con el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, y el de Justicia, Iván Lima. Además, los ministros de Economía, Marcelo Montenegro, y de Planificación, Sergio Cusicanqui, han sido objeto de críticas por las diversas dificultades económicas y logísticas que enfrenta la población, pero tampoco se han visto afectados por los cambios ministeriales.

Más allá de las controversias que rodean a estos ministerios notorios, los cinco nuevos ministros enfrentan desafíos trascendentales en la presente coyuntura.
El nuevo ministro de Minería, Alejandro Santos Laura, se enfrentará al caótico sector de la minería del oro, que genera significativos ingresos por exportación del metal precioso, pero que contribuye poco a las arcas del Estado. Santos Laura, quien anteriormente fue dirigente minero cooperativista, tendrá que abordar la protección del medioambiente mientras busca mejorar los ingresos para el Estado. Está por verse si su afinidad con el sector le facilitará la tarea.

Santos Condori Nina asume como nuevo ministro de Desarrollo Rural y Tierras. Anteriormente fue concejal del municipio paceño de Laja. Ahora tendrá que bajar a los llanos orientales para empaparse de la problemática del sector agropecuario, uno de los más importantes del país. Los productores cruceños, en ocasión de la reciente Exposoya, han planteado la necesidad de flexibilizar el régimen impositivo y permitir el uso de la biotecnología para contrarrestar los efectos de la sequía y un déficit proyectado de 600.000 toneladas de granos para 2024.

El Ministerio de Medio Ambiente y Agua estará bajo el liderazgo de Humberto Alan Lisperguer Rosales, quien estuvo vinculado a la Gobernación de Cochabamba. Enfrentará desafíos relacionados con el cambio climático global, la preservación de la biodiversidad y la anticipación de problemas de escasez de agua en varias ciudades capitales y municipios del país. Necesitará apoyarse en profesionales especializados para atender tan complejas gestiones.

Omar Véliz Ramos, ex gobernador de Potosí, asume como nuevo ministro de Educación. A pesar de su perfil político, se espera que pueda implementar reformas en el sistema educativo nacional, un sector que debería ser prioritario. Esperanza Guevara será la encargada del Ministerio de Culturas, Descolonización y Despatriarcalización. Guevara ha sido ejecutiva de las Bartolinas y diputada suplente de Chuquisaca. Este ministerio, que ha sido relegado durante años, tiene el potencial de poner en valor el rico acervo cultural del país.

Estos cinco ministerios, aunque no suelen estar en el centro de las polémicas políticas y económicas, merecen atención. Se espera que los nuevos ministros conformen equipos sólidos y hagan gestión con transparencia y eficiencia, ya que el alcance de sus políticas es más relevante de lo que la gente piensa.