Escucha esta nota aquí

El ministro de Obras Públicas, Edgar Montaño, atribuyó toda la responsabilidad de las 36 operaciones aéreas realizadas el 10 de marzo en el aeropuerto de Chimoré al exjefe de Aasana. La afirmación la realizó durante la presentación de un informe oral ante el plenario del Senado a petición de cinco legisladores opositores. Además, aseguró que ninguno de los aviones que ingresaron al aeródromo llevaban carga; solo estaban tripulados por un instructor de vuelo y su alumno.

Al responder la séptima pregunta del cuestionario, el ministro Montaño enumeró, uno por uno, los nombres de los instructores y de los alumnos que aterrizaron y despegaron de la terminal aérea.

Antes, había señalado que a las 11:30 de ese mismo día recibió una invitación del entonces director de Aasana, Ronny Balderrama, para el supuesto acto de reapertura, que estaba programado para las 12:30 y fue en ese momento que él se enteró que esa terminal iba a funcionar sin su autorización.

Por este motivo, instruyó una investigación, inmediatamente le recordaron que él pidió la reactivación de ese aeropuerto. Pero, Montaño aseguró que ese trabajo debía realizarse en coordinación entre las autoridades y no sorprender al ministro el mismo día.

La senadora cruceña Centa Rek (Creemos) respondió que era difícil creer y que él no tenía las pruebas suficientes para asegurar que esas aeronaves no llevaban carga. Por su lado, la también senadora Silvia Salame (CC) mencionó que si hubiese ocurrido un accidente, el ministro sería el único responsable.

El ministro manifestó en distintos momentos de su interpelación que ingresaron avionetas de un solo motor y con capacidad para cuatro personas. “Ninguna de ellas llevaba carga alguna”, dijo.

“Cómo es posible que un aeropuerto que está cerrado haya tenido autorización para 36 vuelos. Eso es algo sorprendente y se lo pregunto señor ministro, ¿esos vuelos tienen otra intencionalidad?”, cuestionó Rek a Montaño.

La senadora de Creemos insistió sobre la veracidad respecto a la autorización para esos 36 vuelos, porque el exdirector de Aasana, hoy detenido, denunció que esos vuelos eran de conocimiento del ministro de Obras Públicas, a pesar de que ese aeropuerto no contaba con las mínimas medidas técnicas de seguridad para que avionetas de las escuelas de pilotaje de Cochabamba y Santa Cruz puedan operar ese día.

Rek dijo que no se debe dejar de lado la posibilidad de que no haya habido vuelos relacionados con el narcotráfico, más aún tratándose de una zona donde campean las actividades ilícitas. “Pienso que, a pesar de su informe (ministro Montaño) existen dudas respecto a esos vuelos. Chapare es una zona caliente, donde no tenemos capacidad de fiscalización” añadió Rek.

Su colega de CC, Rodrigo Paz, mencionó, sin pruebas, que hay vuelos nocturnos y que es falso que el aeropuerto esté cerrado.

Por su parte, la senadora Salame manifestó: “Aquí falló su equipo. Así que no solo es suficiente un proceso penal en contra del exjefe de Aasana, sino un proceso administrativo para determinar responsabilidades, porque pudo presentarse un accidente”.

El ministro respondió que en estos momentos el aeropuerto de Chimoré está cerrado.

“Evidentemente, por suerte no hubo ningún incidente ni accidente en estos vuelos que realizó el exjefe de Aasana, hay en curso un proceso administrativo, también destitución, y proceso penal. El señor Valderrama no consultó al ente fiscalizador, la DGAC, el que le debe dar la autorización”, respondió el ministro.

Deslindó toda responsabilidad. “No es el Ministerio de Obras Públicas, yo soy cabeza de sector, pero la DGAC es la encargada de autorizar la aeronavegación civil”.

El aeropuerto estaba totalmente descuidado, no ingresó un sólo centavo en su mantenimiento, creció la vegetación y tapó la torre de vigía. “La pista tenía bache e intervenimos”. El ministro reiteró que fueron vuelos realizados por escuelas de pilotaje y evitó referirse a que los vuelos hubieran tenido algo que ver con hechos ilícitos.

El senador Henry Montero (Creemos) hizo notar que el ministro se contradice con la Policía. “Usted cuestionó que no hubo acompañamiento de la Felcn, siendo que la Policía manifestó que revisó estas aeronaves y no se había encontrado ningún elemento de sospecha. Eso se tendrá que aclarar en los estrados judiciales ante este hecho irregular”.

Incertidumbre sobre los horarios de operación, rendimiento del aeropuerto, la petición de una comisión especial, realizada por Rek. Esas fueron las dudas que dejó ayer el informe oral del ministro Montaño, en la Cámara Alta.


Comentarios