Escucha esta nota aquí

El domingo electoral concluyó con la celebración de Óscar Montes, el candidato de la alianza Unidos que pugnó por la gobernación de Tarija frente a Álvaro Ruiz, del MAS. Tras la votación, el partido gobernante se replegó a su cuartel a la espera del resultado oficial.

Montes, que se anticipó al cómputo oficial del Tribunal Electoral Departamental de Tarija (TED), adelantó que ejercerá el cargo de gobernador no para buscar venganza, sino “para sacar a Tarija de la crisis económica” en que está sumida desde hace cinco años.

“Vamos a trabajar con todos los sectores y esperamos que el presidente Luis Arce mantenga su oferta de los $us 700 millones para reactivar la economía departamental. Tarija los necesita”, dijo el candidato en una rueda de prensa cerca de las 21:00 de ayer.

Con los datos preliminares, pero internos proporcionados por los delegados políticos de su alianza, Montes se mostró conciliador con la idea de trabajar de manera coordinada con el gobierno nacional. El líder regional, quien a sus 61 años asumió el desafío de ser candidato, sustenta su triunfo en los halagadores resultados que obtuvo en la zona urbana de las ciudades de Tarija, Yacuiba, Villa Montes y Bermejo.

Proyecciones

Sobre la base de sus proyecciones internas, el delegado de la alianza, Luis Pedraza, afirmó que los números al término de la jornada electoral, les proporciona un margen de optimismo para anticipar el festejo a la proclamación formal.

En la otra vereda, desde su cuartel general, el candidato del MAS, Álvaro Ruiz, admitió que hay una mínima diferencia a favor de Unidos, pero señaló que existe confianza en su partido para revertir la tendencia actual sobre la base de las actas del área rural que comenzaron a llegar bajo custodia policial.

Al 12% del recuento oficial, la alianza Unidos de Montes tenía 63,82% de los votos, mientras que el MAS, que postuló a Ruiz, había logrado el 36,18% del resultado

Ante este escenario, Ruiz insistió en que esperarán los resultados finales que el TED divulgará en el curso de los próximos siete días, que es el tiempo máximo que permite la Ley de Régimen Electoral para este procedimiento.

Los dos candidatos protagonizaron una jornada electoral que comenzó con demoras por la inasistencia o retraso de los jurados electorales en medio de una persistente lluvia que, de acuerdo con el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), marca la transición al otoño.

Como ocurrió en otras zonas del país, esta situación pudo afectar en la asistencia de los electores. Al inicio del domingo, fue notoria la ausencia de votantes en comparación a otros procesos.

La presidenta del TED, Nataly Vargas, dijo que pese a la adversidad climatológica, Tarija vivió una jornada pacífica y tranquila, sin incidentes mayores que pongan en riesgo el proceso eleccionario

Frente a este escenario, tanto Montes como Ruiz partieron con una exhortación a todos los electores. El aspirante de Unidos dijo que “cada voto cuenta pues se trata de una decisión importante no solo para fortalecer la democracia en Tarija y el país, sino para generar un cambio de autoridad”

Junto a su esposa y allegados de la alianza Unidos, el candidato acudió a las 9:45 a la mesa 4 de la Unidad Educativa 6 de Junio. Por su parte, el candidato del MAS instó a la población tarijeña acudir a los diferentes recintos electorales para ejercer sus derechos.

Ruiz sufragó a las 10:15 en la mesa nueve del colegio Delfín Pino del Valle de la Concepción, distante 25 kilómetros de la ciudad de Tarija.

Tensión

Tanto Montes como Ruiz llegaron a la segunda vuelta después que el candidato de Unidos por el Cambio ganó la primera vuelta de las elecciones subnacionales con una estrecha diferencia. Los datos del Órgano Electoral de Tarija establecieron que el 37,17% del respaldo popular fue para el MAS, en comparación a la alianza Unidos que el 7 de marzo logró el 38,5%.

Además, el supuesto acarreo de personas provenientes de Argentina provocó el sábado una protesta de ciudadanos de Bermejo. Según el presidente de la Federación de Trabajadores Gremiales, Freddy Rueda, al menos 300 personas, entre ellos mujeres, se dirigieron a las instalaciones del recinto militar para exigir el control riguroso.

Efectivos del Área Naval 3 salieron a su paso para impedir que los vecinos se aproximen al lugar derivando en un forcejeo con ellos.

El presidente del TSE, Salvador Romero, declaró en La Paz, que hubo normalidad en la jornada en Tarija. Aseguró que la tensión fue resuelta y negó la posibilidad de irregularidades durante la jornada de votación en la zona fronteriza que el departamento comparte con el norte argentino.

Comentarios