Edición Impresa

¡Murillo va a cantar, llévenle mariachis!

Escucha esta nota aquí

Las relaciones entre Bolivia y EEUU han tenido sus picos más altos en 4 momentos históricos muy importantes, pero importantes solo para el país del Norte a saber: 1) En la II Guerra Mundial le vendimos el Estaño a precio de gallina muerta, antes preparando el escenario se conformó la Misión Americana al mando de Merwin Bohan, con el denominado Plan Bohan. 2) 1966-67, cuando recibimos apoyo militar de los Rangers contra la Guerrilla Cubano-Castrista “esto les importaba más a los gringos, era cuestión de dominación”. 3) En los 80-90 el auge del narcotráfico controlado por Pablo Escobar que trasportaba pasta base de Perú-Bolivia y Ecuador, y que era cristalizada en Colombia y esa producción era enviada exclusivamente a Estados Unidos, ese sí era un problema serio, por la fuga de divisas que provocaba y que iban a parar a las cuentas de los carteles colombianos. 4) 2002 la intención de compra de gas de Bolivia a través de puertos chilenos, no menos importante pero también estuvimos en su agenda. Por lo demás, como intereses geopolíticos para EEUU, Bolivia esta después del África Negra.

Ahora bien, tras la detención de Murillo en el país del norte y la postergación “acordada” de su audiencia en una Corte de Florida, muchos opinadores políticos creen que Bolivia, o mejor dicho, el ex presidente Evo Morales están en la mira del “imperio”; caído en desgracia “el bolas” no solo es negado por Samuel como Pedro negó a Jesús, sino también, es apedreado por moros y cristianos. Jeanine, quien lo designó ministro de Gobierno ha solicitado un castigo ejemplar. Óscar Ortiz, quien junto a Murillo empujaron a Áñez a que asuma la Presidencia sin ningún reparo legislativo, no ha perdido la oportunidad de señalar a su ex compañero de curul, tratando de mantener distancia del ahora imputado por el imperio, con seguridad que ahora nadie saldrá a las calles a concentrarse en el Cristo gritando: “Murillo no estás solo”. Muy al contrario, como ya se sabe que también es investigado otro exsenador cruceño “que no es el 4%” por complicidad en los negocios ilícitos del exministro, seguramente todos preferirán callar y quizás, Biblia en mano, salo se llenarán de rezos cual señoras beatas que llenan los domingos las iglesias.

“Nunca hagas de oficialista lo que tanto criticabas de opositor”. Murillo, que durante 14 años crítico y cuestiono la corrupción del gobierno del MAS, siendo ministro de Gobierno hizo desaparecer más de 500 kilos de droga que fueron embarcadas en horcones de madera desde Santa Cruz con destino a Bélgica, cuando el acta de secuestro no consignaba la cantidad correcta, esta situación fue denunciada por el propio imputado ante el juez en plena audiencia cautelar en enero de 2020.Sin embargo, nada se hizo; Murillo traspasó esa delgada línea que separa lo legal de lo ilegal.

Tratando de distraer la atención los opositores “celebran” que Murillo vaya a “cantar” lo que sabe de Morales, y sería este último quién debería estar realmente preocupado por lo que diga el de traje naranja; pero ¿preocupado de que? Qué de nuevo puede decir Murillo, sino lo repetido durante 14 años, que ¿es narco-cocalero? ¿Que en el avión presidencial llevaba droga a EEUU? Cuando el bolas fue ministro de Gobierno no inició ni una sola acción contra Morales por sus supuestos nexos con el narcotráfico. Antes siendo ministro que podría haber sido “creíble” hoy que viste un traje naranja lo que puede decir no le servirá de nada, así que, quienes esperan algo del repertorio de Murillo, llévenle “mariachis” para que cante la canción que más les guste o, en su caso, háganse los muertos para ver qué velorio les preparan.

Cuantas veces Morales estuvo en EEUU participando en reuniones de la ONU, Washington, New York de compras, y no lo paró un solo Federal, dirán, lo que pasa que era presidente y tenía inmunidad y EEUU no podía cometer tal atropello. No señores, cuando a Estados Unidos les afectas sus intereses no hay inmunidad o soberanía que valga. En 1989 invadió Panamá y se llevó preso al entonces presidente Gral. Noriega; en las diferentes guerras del Golfo Pérsico, desde 1990 y después del 11 de noviembre, invadió muchos países y derrocó a los presientes, entonces, por qué no detuvo al narco-cocalero cuando lo tenía en su territorio.

La respuesta es muy simple: Morales no tiene una sola acusación o sindicación en Estados Unidos por ningún delito, como la tiene hoy Murillo y contra un par más que ya hacen maletas para pelar para otro lado, porque Miami, a donde solían viajar con relativa frecuencia, ya no es seguro para ellos.

Comentarios