Escucha esta nota aquí

Luego de la reunión que sostuvieron ayer, la columna de la marcha de pueblos originarios de la Amazonia, Oriente y Chaco Boliviano con los representantes de Naciones Unidas, existe el compromiso para que el organismo internacional recomiende al Gobierno central se siente a dialogar con los indígenas, que llevan más de dos semanas en los predios de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm).

El jefe de la misión técnica de la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Antonio Menéndez De Zubillaga, dijo que si bien no tienen la autoridad de cambiar leyes o normas, pero sí tienen la potestad de realizar las recomendaciones adecuadas ante las instancias correspondientes.

“Nuestra recomendación es la necesidad de un diálogo respetuoso, no el impuesto, y eso es lo que escuché aquí (con los marchistas). Por eso podremos de alguna manera facilitar el que se lleve adelante el mismo”, dijo el representante del organismo internacional, que llegó junto a la oficial de Derechos Humanos de esta entidad, María Gomes Werneck.

Menéndez destacó, tras escuchar durante tres horas las historias de algunos integrantes de la marcha, el derecho a la autonomía que tienen, lo que les permite ejercer la protección de la naturaleza y el medio ambiente. “A la última conclusión que llegamos es revisar los mecanismos que les permitan a su autonomía, por lo que nuestro compromiso es amplificar sus propias palabras y deseos de diálogo”.

Por ello, a través de una transmisión por Zoom, Marcial Fabricano fue el responsable de darles la bienvenida. “Hemos apelado a ustedes, representantes de Naciones Unidas, debido a que la representación de los poderes el Estado de nuestro país nos han demostrado que no están con nosotros ni para nosotros, (además) no sabemos el por qué”, dijo el “Tata” Marcial, mientras se recupera de la fuerte descompensación que sufrió el miércoles pasado.

Al concluir la reunión, tanto Menéndez como Gomes, indicaron que están prestos a realizar nuevas reuniones con la columna de la marcha para más adelante.

Reunión con el presidente

La cercanía que tuvo la columna de la marcha con el presidente Luis Arce Catacora, por lo menos en tres oportunidades, la primera vez en San Julián, y las restantes en Santa Cruz, fueron mencionadas por los marchistas, indicando que pareciera que para el mandatario “existen indígenas de primera y segunda”.

Uno de los marchistas que tomó la palabra, Celso Padilla, agregó que parece que el presidente Arce sigue el libreto del expresidente Evo Morales, buscando confrontación entre oriente y occidente.

Por otro lado, ante la inasistencia del mandatario a las convocatorias de la marcha, la diputada de la alianza Creemos, María René Álvarez, exhortó al presidente a atender sus demandas.

La legisladora emitió un pronunciamiento público en el que cuestiona al primer mandatario por no escucharlos y entablar un diálogo para dar fin a su protesta. “Le exigimos al presidente que responda a la opinión pública y a la comunidad internacional ¿qué es lo que pretende con su silencio a la demanda de los indígenas de tierras bajas? ¿Acaso está esperando más muertes?, si estas se producen, quedará para siempre en la infamia”, dice el documento.

Comentarios