Escucha esta nota aquí

El hijo de Xavier Oporto, con solo 11 años de edad, lucha contra la leucemia linfoblástica aguda, un tipo de cáncer en la sangre que le detectaron a finales de 2020.

Tras el diagnóstico en medio de la desesperación, su padre lo llevó a una clínica privada, luego a un hospital público, donde recibió las primeras atenciones. Sin embargo, a los meses al niño también le detectaron coronavirus.

“Por mi hijo yo he sufrido hartísimo. Uno hace de todo por su hijo”, dijo ayer mientras esperaba el reporte sobre la salud de hijo en el Instituto Oncológico, hasta donde llegaron de emergencia cuando el niño se descompensó tras su última quimioterapia.

“Cuando a mi hijo le diagnosticaron Covid-19 ya estaba internado. Recibió tratamiento casi un mes, pero gracias a Dios no llegó a necesitar terapia”, recuerda y añade que llegó desde Ivirgarzama (Cochabamba) a la capital cruceña, donde viven en un albergue junto a su esposa.

Desde noviembre de 2020 a la fecha, Oporto tuvo infinidades de gastos para cubrir el tratamiento de su hijo, incluso vendió su vehículo que era su instrumento de trabajo. Calcula que ya gastó más de $us 10.000 y su hijo continúa en tratamiento.

Este año el niño no fue registrado en ninguna unidad educativa por sus constantes idas y venidas al hospital debido al delicado estado de salud, que no le permitieron estudiar.

Sin embargo, las enfermedades no apagaron sus cualidades artísticas y encontró en la plastilina una forma de distraerse, ya que con este material recrea distintos personajes de películas animadas.

“Ahora solo para su tratamiento de cáncer casi todos los días se gastan más de 300 bolivianos, pero esto es muy largo y él tiene recaídas, se le bajan mucho las defensas y debemos correr al hospital con frecuencia”, señala el padre del menor de edad.

Después de medio año de tratamiento de su hijo, Oporto pide ayuda para llevarlo a Italia, donde tiene la esperanza de que le realicen un trasplante de médula ósea. Este viaje lo gestiona con ayuda de su hermana, quien desde hace años reside en Europa.

“Estoy rogando a Dios que todo salga bien. Esperamos estar allá al menos ocho meses”, cuenta, quien también pide ayuda para tener recursos para su estadía en el exterior. 

Para ayudar al hijo de Xavier Oporto puede comunicarse al teléfono celular 714-43815.

Repunte de casos

El director del Instituto Oncológico, Nelson Bejar, reportó que desde mayo se incrementaron los contagios de Covid-19 en pacientes con cáncer. Actualmente tienen una decena de ellos internados en el domo del
centro hospitalario, que es de referencia a escala nacional.

A mediados del año pasado, después de que se inició la pandemia, se reportó el primer caso de una niña con leucemia y Covid-19 en Santa Cruz. La paciente de tres años venció el coronavirus y retomó sus quimioterapias.

Comentarios