Escucha esta nota aquí

Los alcaldes de los municipios de Santa Cruz de la Sierra, La Guardia, El Torno, Porongo, Montero, Cotoca, Warnes, Colpa Bélgica y Minero determinaron restringir la circulación de 16:00 a 5:00 este sábado y domingo, por lo que descartaron un encapsulamiento para toda la jornada dominical, como ocurrió los anteriores tres domingos.

La decisión fue tomada ayer por los alcaldes que conforman la Región Metropolitana, que se reunieron para asumir medidas en conjunto, orientadas a contener la pandemia de coronavirus.

El secretario de Autonomías de la Alcaldía cruceña, José Luis Santistevan, informó que la medida va acompañada de una ley seca que rige desde las primeras horas del sábado. Santistevan explicó que las medidas fueron tomadas en el marco de las autonomías municipales y que serán elevadas hoy al Comité de Operaciones de Emergencias Departamental (COED), como corresponde.

Además, las autoridades municipales determinaron que, desde el lunes hasta el viernes 18 de junio, en los municipios de la Región Metropolitana se cumplirá una cuarentena dinámica, restringiendo la circulación de 22:00 a 5:00. Esto para permitir que los restaurantes, cafeterías, bares, y otros locales atiendan de 5:00 a 21:00 horas. Sin embargo, podrán enviar pedidos por deliverys hasta las 22:00 horas.

Estas medidas se cumplirán cuando la tercera ola está golpeando al departamento. Esta semana se alcanzaron cifras diarias récord, de más de 1.000 casos, y se prevé que el pico de la tercera ola continúe golpeando por dos semanas más.

Terapias intermedias

Según datos del Gobierno Municipal, tres de cada diez pacientes con coronavirus que ingresan a las Unidad de Cuidados Intermedios (UCI) logran recuperarse.

Los datos que maneja la Alcaldía cruceña reflejan que la tasa de recuperación en las UCI de los hospitales de segundo nivel de la ciudad capital es del 27%.

El secretario municipal de Salud, Roberto Vargas, señaló que en las últimas semanas la tasa de recuperación mejoró con la implementación de equipamiento, por lo que varios de estos espacios funcionan ahora como Unidades de Terapia Intensiva (UTI) por la saturación del tercer nivel.

Varias camas de UCI funcionan como UTI, es decir, tienen equipamiento completo y están apoyando al tercer nivel”, dijo la autoridad municipal.

Explicó que este porcentaje de recuperación obedece a la agresividad del virus y a que muchos pacientes llegan con cuadros avanzados y no logran recuperarse.


En la subalcaldía del Plan Tres Mil realizan pruebas de detección de coronavirus

El presidente de la Sociedad de Medicina Crítica y Terapia Intensiva, Joel Gutiérrez, indicó que el promedio de recuperación en las UCI del país es del 30%; mientras que en países con sistemas de salud con mejor tecnología y más personal es del 40%.

Esta tercera ola provocó la sobresaturación de las terapias intensivas, pero también de las intermedias. El junio, por ejemplo, solo una de todas las camas habilitadas en los hospitales de segundo nivel se encontraba libre; sin embargo, esto es dinámico y casi siempre la ocupación es del 100%.

Además de los hospitales de segundo nivel, que dependen de la Alcaldía, el domo 2 del hospital Japonés también asiste a pacientes que requieren de cuidados intermedios.

El responsable de ese servicio, Raúl Torrico, indicó que el promedio de internación en este servicio es de 11 días.

El especialista detalló que desde febrero hasta la semana pasada 110 pacientes pasaron por este servicio, de los cuales 95 se recuperaron y fueron dados de alta, 14 tuvieron complicaciones y pasaron a las UTI del domo 1 y tres acabaron falleciendo.

La situación en las UTI sigue siendo crítica. El responsable del área de Covid-19 del hospital San Juan de Dios, Andrés Martínez, indicó que desde hace cuatro días no reciben pacientes porque les adeudan más de tres meses de sueldo. En este espacio la tasa de recuperación está entre el 50 y 60%.

“Nosotros creemos que hemos logrado mejorar un poco en relación a la primera ola de la pandemia. Estamos rondando los cinco o seis pacientes recuperados de cada diez internados”, informó Martínez.

Aunque también reconoció que hay periodos en que tienen una “elevada mortalidad”, pero que esto depende de varios factores, entre ellos la agresividad del virus.

En el domo UTI del Japonés también manejan similares tasas. El coordinador, Richy Anderson Hurtado, indicó que tienen una recuperación del 60%.

“Estas cifras varían cada mes y más ahora con la nueva variante, pero son alrededor del 60% los que se recuperan y un 40% fallece”, dijo.

Persiste escasez de oxígeno

Cerca del mediodía de ayer, un joven bajó de su vehículo y arrastró un cilindro de oxígeno hasta una distribuidora para que lo registren y luego volvió a subirlo en su movilidad. Su padre estaba dentro del vehículo recibiendo oxígeno para poder respirar.


Una familia peregrina desde el lunes en busca de cilindros de oxígeno

“Tengo que moverme por toda la ciudad buscando oxígeno. Todos los días hago lo mismo”, comentó el joven, al explicar que su padre tuvo una recaída del coronavirus y por eso recorre las distribuidoras en busca del gas medicinal.

Miguel Vacaflor, responsable de Oxígenos del Sur, indicó que ante la gran demanda anotan en una lista de espera a los interesados en recargar oxígeno y les entregan el cilindro lleno después de dos días. “Se hace un listado para evitar las filas”, dijo.

También siguen las dificultades con las pruebas de antígeno nasal, que están por acabarse. Ayer se contaban con solo 13.000 test y cada día se aplican un promedio de 4.000 pruebas.

Al respecto, el director municipal de Salud indicó que se espera que hasta mañana la empresa que se adjudicó la licitación entregue 100.000 pruebas para ser distribuidas en distintos puntos de detección de la ciudad.

El peor momento

Con respecto a la situación epidemiológica, el departamento cruceño alcanzó esta semana la cifra diaria más alta de toda la pandemia y las autoridades anticipan que los contagios se mantendrán elevados las próximas dos semanas, en que lo consideran el peor momento de esta tercera ola.

Las proyecciones del Servicio Departamental de Salud (Sedes) estiman que entre el 15 de mayo y 15 de junio se alcanzará el pico de la pandemia con 27.647 contagios; sin embargo, hasta la fecha ya van 20.897, lo que significa que estamos a 6.750 casos de alcanzar las proyecciones.

Al respecto, el jefe de Redes Urbanas del Sedes, Edil Toledo, advirtió que se viene otra semana con escalada de casos, toda vez que para la próxima semana se espera que se alcancen hasta 1.100 casos por día. La autoridad del Sedes dice que las medidas restrictivas ayudaron a contener en cierta forma la escalada de contagios, pues si no se las hubiera tomado la situación sería catastrófica.

El gerente de Epidemiología del Sedes, Carlos Hurtado, indicó que estamos en el pico de la pandemia y la curva se mantendrá así hasta mediados de junio, por lo que no se prevé el descenso de casos en al menos dos semanas más.

“Estamos en una situación de ascenso y no podemos hablar de descenso como alguien ha manifestado. Lo hemos venido diciendo que el pico se daría entre finales de mayo y mediados de junio. Estamos en el pico y vamos a seguir así, lo que significa que en este momento hay una mayor cantidad de enfermos, una mayor posibilidad de contagios y, por lo tanto, ahora más que nunca tenemos que cumplir con las medidas de bioseguridad”, señaló Hurtado.

El director municipal de Salud, Roberto Vargas, afirmó que el municipio cruceño está en una meseta elevada de casos desde hace dos semanas y se prevé que dentro de dos semanas haya un descenso. “El miércoles pasado fue el día de mayor contagio. Esperamos que dentro de dos semanas la curva recién empezará a descender”, remarcó.

Comentarios