Escucha esta nota aquí

El Ministerio de Desarrollo Rural designó a Javier Gallo Oroza, un ingeniero agrónomo, como nuevo director general de Desarrollo Integral de las Regiones Productoras de Coca (Digprococa), lo que provocó la molestia de los cocaleros de Yungas que eran los que detentaban esta instancia.

La designación, de acuerdo con la resolución 128 firmada por la ministra de Desarrollo Rural, Eliane Capobianco, se realizó ayer y casi de inmediato fue de conocimiento de los cocaleros de Yungas que estaban en afanes de preparación para enfrentar las restricciones por el brote de coronavirus.

Digprococa depende del Viceministerio de Coca y Desarrollo Integral y está a cargo de socializar las políticas de reducción de plantaciones de coca. En 2017, su titular estaba encargado de la difusión de la nueva Ley de la Coca y que establecía los lugares donde se produce el arbusto.

Los cocaleros presentaron una petición al Gobierno para revisar el contenido de esta norma que tiene resistencia y afirman que fue aprobada con engaños por parte del Gobierno de Evo Morales. Los cocaleros de Yungas de La Paz observan la delimitación que estableció el anterior Gobierno y los operativos que eso desató en toda la región.

La resistencia a estos operativos y un hecho en la localidad de San Antonio, en la localidad de La Asunta, en Yungas de La Paz, llevó a la cárcel al principal dirigente de los cocaleros de esa zona, Franclin Gutiérrez, quien estuvo preso por más de un año.

Los yungueños consideran que las autoridades que manejan toda la política de la coca deben ser oriundos del lugar porque en el pasado, las principales autoridades provenían del trópico de Cochabamba, cuna política de Evo Morales, y por eso realizaban operativos de erradicación en esta zona subtropical del departamento de La Paz. Por eso pidieron un pronunciamiento oficial de su organización.

Comentarios