Escucha esta nota aquí

El exministro Yerko Núñez se pronunció ayer desde la clandestinidad, mediante una carta pública en la que rechazó las acusaciones en su contra y advirtió que el ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, y el comandante de la Policía, Johnny Aguilera, serán responsables de lo que pueda ocurrir con su familia.

Señaló que se lo buscó como si fuera “vil delincuente”, mediante un contingente policial con armamento letal que allanó la casa de su madre, de 77 años, que se recuperaba del Covid-19. 

Acotó que ahora amenazan a su esposa y siguen a su hijo. “Son acciones grotescas y violatorias a los DDHH de mi familia por instrucciones directas del ministro de Gobierno, y su comandante, Johnny Aguilera, a quienes responsabilizo directamente por cualquier hecho lamentable que pudiese ocurrir a mi familia”, agregó. /Erbol


Comentarios