Escucha esta nota aquí

Un comunicado con el resumen del trabajo que realizaron en diciembre de 2019 y desmenuzando el artículo de The Monkey Cage, la OEA defendió a la comisión de auditores que concluyeron que en Bolivia hubo fraude electoral. Mientras uno de los exvocales del Tribunal Supremo Electoral admitió que hubo fallas en el recuento luego del 20 de octubre.

“El mencionado artículo contiene múltiples falsedades, inexactitudes y omisiones; la pieza distorsiona deliberadamente el informe final de la auditoría de las elecciones en Bolivia publicado por la secretaría general de la Organización de Estados Americanos el 4 de diciembre de 2019”, señala la primera parte del documento.

Un informe elaborado por John Curiel y Jack Williams, afirmó, a través de una publicación en el prestigioso Washington Post, que no hubo fraude electoral en las elecciones de octubre de 2019 y echó dudas sobre el informe de una comisión de auditores de la OEA.

El reporte del organismo reitera todas las irregularidades que encontraron y enumeró los hallazgos y que están divididos en cuatro categorías de acuerdo con su relevancia. Las 12 acciones deliberadas que buscaban manipular los resultados de la elección; 13 irregularidades graves, como la falta de protección en las actas de escrutinio y la pérdida de material sensible; nueve errores; y finalmente las evidencias.

Las reacciones

No solo la OEA, el Gobierno también salió ayer a refutar el informe de Curiel y Williams. El Ministerio de Justicia expuso cinco puntos en los cuales afirma que se trata de un “estudio estadístico” y nunca hubo un trabajo de campo en el país; además enumera otros cuatro puntos.

Los políticos tampoco perdieron el tiempo y las redes sociales, principalmente Twitter, fue utilizada para relevar o descalificar el informe de los dos estadounidenses. Desde Evo Morales, hasta su exministra de Salud, Gabriela Montaño, salieron a defender el estudio publicado en un medio estadounidense al que descalificaban en el pasado.

Los exvocales

Una exautoridad electoral de los cinco que están detenidos por este caso, se contactó con EL DEBER para relatar lo que sucedió desde mucho antes del 20 de octubre. Recordó que el exdirector de la Agetic Nicolás Laguna tenía un asesor personal, de origen europeo supuestamente, que lo acompañaba en todas las reuniones que sostenían.

Los datos que revisaron la noche de las elecciones permitían ver una victoria de Evo Morales, pero no con el porcentaje necesario para evitar la segunda vuelta. Se abstuvo de referirse a lo que sucedió antes del corte del TREP. En las declaraciones oficiales de los vocales, todos señalan a Lucy Cruz como la que exigió apagarlo.