Escucha esta nota aquí

El presidente Luis Arce Catacora señaló el miércoles en Tarija que el Gobierno envió vacunas a esa región para el pueblo y los médicos, no para los ricos ni la oligarquía. La oposición lo acusa de discriminación y de atentar contra el derecho a la salud.

El mandatario hizo ese comentario en el cierre de campaña del MAS en Tarija. “Hemos mandado vacunas para el pueblo, para los médicos, no para las familias de los ricos, no para la oligarquía tarijeña. Y seguiremos apoyando al pueblo tarijeño en resolver el problema de salud. Hay mucho por hacer, hay muchas necesidades”, señaló el jefe de Estado, que este año introdujo un impuesto a la riqueza con el que recaudó, según cifras oficiales, $us 22,9 millones.

El discurso de Arce en Tarija fue cuestionado por el jefe de bancada de Comunidad Ciudadana en la Cámara de Diputados, Carlos Alarcón. 

Según el legislador, con ese comentario Luis Arce acepta que no le importan las muertes de los bolivianos que no pueden acceder a la vacuna contra el Covid-19, por razones ideológicas. “Es un mensaje altamente discriminatorio”, sentenció Alarcón.

El jefe de bancada de Creemos en Diputados, Erwin Bazán, asegura que para la primera autoridad del país hay bolivianos de “primera y de segunda, discriminados por la forma en que piensan”.

El asambleísta de Creemos acotó que Arce se olvida de que es presidente de todos los bolivianos, “los que tienen menos y los que tienen más. Es un boliviano más, y se puede enfrentar a una demanda por discriminación por la ley 045. Estamos analizando presentarla”. Recordó que todos los bolivianos son iguales ante la ley.

Alarcón señaló que intentar procesar a Arce “cuando la justicia tiene la camiseta de su partido es perder el tiempo, porque en vez de enjuiciarlo lo condecorarán”. Además, manifestó que la ley contra la discriminación tiene un vacío con relación a cuando un acto de este tipo es realizado por una autoridad nacional.

Creemos, de todas formas, analiza mecanismos con sus abogados para presentar una demanda.

Además, Bazán recordó el artículo 18 de la Constitución, que en su parágrafo I señala que todas las personas tienen derecho a la salud. En el II, advierte: “El Estado garantiza la inclusión y acceso a la salud de todas las personas, sin exclusión ni discriminación alguna”.

Por ese motivo, subrayó que la falta cometida por el mandatario en su declaración va en contra de lo que como presidente debe hacer respetar sobre cualquier cosa, la Constitución.

Arce, durante su discurso, también dejó claro que el Gobierno solo apoyará a su candidato, Álvaro Ruiz, si es que es elegido el domingo. 

“Hermanos, Tarija no aguanta cinco años más en crisis. La única alternativa que tiene es elegir al hermano Álvaro. Así lo sabe el pueblo tarijeño que es sabio, el pueblo tarijeño que comprendió y vivió lo que es estar bajo un gobierno departamental que no trabaja para el pueblo, que no siente como el pueblo, que no proviene del pueblo”.

Dijo que “el camino es claro. A los hermanos tarijeños venimos a decirles que aquí está el Gobierno nacional para apoyar el programa de gobierno del MAS en Tarija. No están solos”. Planteó programas para sacar adelante a la región, para erradicar la pobreza, el desempleo y para integrar a la juventud a la vida activa.

Tanto Carlos Alarcón como Erwin Bazán lamentaron esa declaración y acusaron al mandatario de incurrir nuevamente en un “chantaje político”.


Comentarios