Escucha esta nota aquí

La celebración del Día del Periodista boliviano encuentra a estos profesionales comprometidos con la misión de informar en tiempos difíciles por los riesgos de la pandemia, señalan las organizaciones de este sector.

Por una parte, la Asociación Nacional de la Prensa (ANP), que aglutina a los principales diarios, periódicos y medios de comunicación escritos de Bolivia, expresó que, “a pesar de las dificultades derivadas de la pandemia, continuaron cumpliendo su labor de llevar a la gente la información más confiable, orientadora, oportuna y responsable”.

La ANP “valora en alto grado el compromiso de los periodistas de mantener informada a la ciudadanía sobre temas de interés como la salud, la seguridad ciudadana o la compleja dinámica de la vida política boliviana, aún a pesar de los riesgos que rodean a estas fuentes de información”, puntualiza un comunicado de la entidad.

En ese marco, la organización periodística exhortó a los periodistas a continuar con dedicación en la búsqueda de la verdad y la difusión de mensajes bajo las normas y principios éticos, legales y de servicio al interés común de bienestar en un marco de justicia y equidad.

Por su lado, la Asociación Nacional de Periodistas de Bolivia (ANPB), en otro comunicado, puntualizó que el trabajo de estos informadores “en su misión de informar y de defender el estado de derecho, la democracia, así como las libertades de expresión, de prensa y opinión, marca la profundización de la democracia y su lucha contra las dictaduras y los gobiernos autoritarios”.

Esta organización, también hizo notar que “la pandemia lesionó la economía de todos los medios de comunicación, grandes y pequeños, que para su subsistencia requieren contar con una pauta publicitaria del Gobierno y de la empresa privada, la misma que fue dramáticamente restringida”.

Debido a las reiteradas olas de infecciones de coronavirus, al menos 30 periodistas y trabajadores de prensa perdieron la vida. Las organizaciones que aglutinan a estos trabajadores expresaron un sentido homenaje para los profesionales que partieron.

El 10 de mayo de 1865, Mariano Melgarejo, presidente del país en ese tiempo, mandó a ejecutar al periodista Cirilo Barragán por un artículo que lo molestó. Este hito histórico quedó en el calendario y en 1938, el presidente Germán Busch decretó formalmente este día para tributar homenaje a estos profesionales, quienes están vinculados con el ejercicio de las libertades de la libre expresión. 

La norma de entonces también planteaba la necesidad de favorecer a este sector con las jubilaciones. No obstante, recién a finales de 1979, durante el gobierno de Lidia Gueiller, se reconoció al periodista como un profesional.

Precisamente, respecto a la vigencia de estas libertades, la Asociación de Periodistas de La Paz lamentó que existan autoridades del Órgano Judicial que no comprendan el alcance de la Ley de Imprenta y la Constitución. “Hacemos un llamado a las nuevas autoridades de los concejos municipales a cumplir con la ley y organizar los tribunales de imprenta”, señala el comunicado.

Comentarios