Escucha esta nota aquí

Los extractos de llamadas que entreguen las empresas telefónicas y los resultados de los peritajes a teléfonos de personas del entorno familiar y de terceros, pueden dar un giro fundamental y definitivo para el esclarecimiento de la muerte violenta de la niña de cuatro años, Darlin Chávez Merubia.

La niña que desapareció el sábado 17 de julio en Yerba Buena Militar, distante 16 kilómetros de Mairana, fue hallada muerta en el río el viernes 23, pero los peritos forenses establecieron que su deceso se debió a una asfixia mecánica por obstrucción de vías respiratorias.

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), maneja hipótesis en torno al suceso que conmovió a la sociedad, pero hasta el momento no se da con el paradero del o los autores del crimen.

El director de la Felcc, coronel Edson Claure, informó que se colectaron pruebas, en este caso teléfonos celulares, que fueron enviados para que se realicen peritajes. Asimismo se enviaron, a través de la Fiscalía, requerimientos a diferentes empresas telefónicas para que entreguen los extractos de llamadas salientes y entrantes a los aparatos, del entorno familiar y de terceros.

Edson Claure, manifestó que se desarrollan investigaciones con mayor intensidad, después que ayer se realizaran reuniones de coordinación entre agentes y una comisión de fiscales.

Claure manifestó que por el momento no existen mayores evidencias para dar con los criminales, pero que será vital recibir los extractos y los peritajes a los aparatos telefónicos.

En torno a la figura de una mujer, que a tres días de la desaparición de la niña acudió a una farmacia en Yerba Buena, para comprar un medicamento y dio como referencia para un niño entre cuatro y cinco años. El jefe policial dijo que esa acción de la mujer fue tomada en cuenta por dueños de la farmacia, que dieron parte a la Policía.

Edson Claure manifestó que se dio con la mujer y quedó al margen porque era de forma casual que acudió a comprar y tenía un niño.

Investigación en reserva

De su parte el fiscal departamental, Róger Mariaca, manifestó que será importante el resultado de los peritajes a los teléfonos y que hay la posibilidad de que la investigación se declare en reserva para no entorpecer su curso, hasta esclarecer el suceso.

La autoridad del Ministerio Público manifestó que una comitiva de fiscales está realizando acciones, junto a investigadores, en la zona de Mairana y Samaipata.


Comentarios