Escucha esta nota aquí

El caso de Martha Sepúlveda (51), aquejada por esclerosis lateral amiotrófica (ELA), que ayer se convertiría en la primera persona en Colombia en morir mediante una eutanasia legalmente autorizada sin poseer un pronóstico terminal, tenía al mundo expectante del día fijado por la mujer y su familia para acabar con el sufrimiento de la enfermedad. Sin embargo, a 36 horas de que se llevara a cabo el procedimiento en Medellín, autoridades sanitarias de su país decidieron cancelarlo argumentando que la paciente no cumple con los requisitos para acceder a una muerte digna.

Medios colombianos que tuvieron comunicación con la familia de Sepúlveda registraron el malestar de su entorno, que aseguró estar dispuesto a “dar pelea hasta las últimas consecuencias”, ya que la paciente mantiene su decisión a pesar de este revés.

Giro legal

“Después de discutir y revisar nuevamente y de forma amplia y suficiente este caso, se concluye que ya no hay evidencia para considerar cumplimiento de requisitos definidos por la ley (...) la paciente tiene altas probabilidades de expectativa de vida mayor de seis meses”, dice parte del documento firmado por el Comité Científico Interdisciplinario para el derecho a morir con dignidad a través de la Eutanasia del Instituto Colombiano del Dolor S.A.S.

Federico Redondo (22), hijo de Sepúlveda, manifestó que la repercusión y el debate que se generó sobre el caso influyó en la decisión de las autoridades, que manifestaron que Marta mostró en una entrevista “mayor funcionalidad a la reportada por la paciente y sus familiares en las múltiples consultas médicas que se revisaron en el primer comité”.

Redondo advirtió que se vulneraron los derechos de su madre, que la decisión fue irrespetuosa y que la retornan a su estado anterior de “desesperanza y tristeza”.

“Volvió a tener una preocupación inmensa por el futuro debido a que ella conoce y tiene muy claro lo difícil y el fin de su enfermedad, y ella sabe que es progresiva y que ha venido avanzando desde hace un tiempo considerado”, declaró a la cadena colombiana BLU Radio.

De la misma forma, sostuvo que están dispuestos “a dar la pelea por la dignidad de ella hasta las últimas consecuencias”.

Lucas Correa, abogado de la familia, dijo que se tomarán “todas las acciones legales a su disposición”. “Interpusimos una acción de tutela para que sea un juez de la República quien proteja sus derechos constitucionales, particularmente su derecho a la muerte digna”, declaró a Caracol.

Otras reacciones

El Ministerio de Salud de Colombia emitió un comunicado sobre la cancelación del procedimiento de Martha Sepúlveda, señalando que “un paciente sin un diagnóstico terminal no puede ser autorizado para la eutanasia porque el tribunal constitucional aún no ha emitido su sentencia completa sobre el asunto”.

A raíz de todo lo sucedido, expertos en la materia e internautas nuevamente abrieron el debate, una parte reprochando la violación del derecho a la dignidad humana y la presión de la iglesia sobre el caso.

Comentarios