Escucha esta nota aquí

La Navidad trasciende cualquier actividad política. Es una fiesta que invita a la reunión familiar, pero también a la pena y la nostalgia por aquellos que ya no están. Ellos vivieron momentos difíciles. No importa su color político, las circunstancias los llevaron a estar alejados de casa una o varias navidades. Pero este año regresan y nos cuentan cómo se sienten.

La lista es larga. Guido Nayar, Mario Cossío, Manfred Reyes Villa, Branko Marinkovic estuvieron fuera del país por circunstancias políticas por casi o más de una década. Lo mismo ocurrió, aunque fue solamente por un año, con Evo Morales, quien seguramente en la Nochebuena recordó a su hermana Esther, quien murió por Covid-19 mientras él estuvo exiliado en Argentina. Igual, sus exministros Wilma Alanoca, Juan Ramón Quintana, Héctor Arce o Javier Zavaleta. Ellos efectivamente no salieron del país, pero pasaron una Navidad en una embajada, sin poder ir a casa.

EL DEBER intentó contactar a la mayoría de ellos. Algunos no respondieron. Específicamente Branko Marinkovic y Héctor Arce no respondieron al celular, pero leyeron la solicitud enviada por Whatsapp,y prefirieron dejar el mensaje “en visto”. Tal vez para guardar esa experiencia en la intimidad.

Guido Nayar Parada es uno de ellos. No cambió su mensaje de perfil de su cuenta de Facebook, que mantuvo durante varios años. “Líder cívico en el exilio. Perseguido por la dictadura de Evo Morales, traicionado por Rubén Costas. Luchador por la Democracia, paz y la libertad”.

Abogado y político. Fue el ministro de Gobierno de Bolivia desde 1997 hasta 1999 durante el segundo gobierno del presidente Hugo Banzer. En su carrera política, fue también diputado de Bolivia desde 1993 hasta 1997 y concejal del municipio de Santa Cruz de la Sierra desde 2000 hasta 2005. Este año retornó del exilio tras 11 años, y pese a la pandemia y las restricciones, “lo que más esperé es sentarme con mis seres queridos, compartir con la familia”.

Se siente afortunado, porque su mamá “está fuerte y sana”. Abrazarla en la Nochebuena después de más de una década fue muy especial. “Perdí a mi abuela hace dos años, ella era una persona muy allegada”.

Recordó también a varios amigos, “esta pandemia se llevó una gran cantidad de personas. Y todo eso se juntó en la mente y los sentimientos al momento de recibir la Navidad”, aseguró.

Manifestó también que este es un mes especial, porque el 20 de diciembre se cumplieron dos décadas de la partida de su padre.

“La Navidad tiene esas cosas. Claro, este 24 en la mañana tuve la oportunidad de ir al Cementerio, hacía mucho tiempo que no iba, y fue un momento muy especial también”, confesó.

Pese a todo, a la situación, reencontrarse con su mamá, sus hijos y hermanos “no tiene precio. Es una Navidad feliz para mí”.

Desde la otra vereda

La exministra de Culturas Wilma Alanoca, periodista, presentadora de televisión, locutora de radio y política boliviana. Fue la ministra de Culturas y Turismo de Bolivia desde el 23 de enero de 2017 hasta el 14 de noviembre de 2019 durante el tercer gobierno del presidente Evo Morales Ayma.

En una conversación con este medio señaló que no puede describir el sentimiento que tiene “cuando piensas que no hay esperanza para estar cerca de la familia y que ahora puedas hacerlo en la Nochebuena, es indescriptible”.

Admitió que veía muy lejos el momento de reencontrarse con los suyos. “El año pasado fue un día negro, de angustia, de desolación, no poder proteger ni llamar a los tuyos. Hoy, cada momento de mi vida es bueno para arrancarles una sonrisa”.

En El Alto, en la casa de su mamá que está “muy delicada” tras un accidente que tuvo, se reunieron con sus tres hermanos. “Nos sentamos a la mesa y compartimos lo poco que hay, pero con mucho amor y esperanza”.

Señaló que perdió a su papá hace mucho tiempo, su madre los sacó adelante “con el ejemplo de luchar y ser valientes. Quiero compartir con todos que tengo una gran alegría en el corazón. No hay que perder la fe nunca”.

La precandidata a la Alcaldía de la ciudad de El Alto tiene arduo trabajo porque pugna por la candidatura del MAS con más de 20 correligionarios, entre ellos la expresidenta del Senado Eva Copa, que fue proclamada el martes.

Ayer, Alanoca presentó su propuesta de Modelo Productivo de Industrialización de la Ciudad de El Alto junto a empresarios de esa urbe. “Hace dos años atrás se empezó a diseñar el cómo industrializar nuestra querida ciudad de El Alto, en mi calidad de delegada política y en mi función de ministra en ese entonces inicié las primeras acciones, de ahí nació la propuesta que tiene que ver con la creación de nuevas empresas de acuerdo a los productos de mayor demanda o consumo”, dijo la exministra.

Comentarios