Escucha esta nota aquí

La ciudad de Potosí cumplió con el paro instalando puntos de bloqueo en el centro de la Villa Imperial. Por la tarde, una marcha del Comité Cívico Potosinista (Comcipo) paralizó la capital potosina. La entidad ya habla de un paro de 48 horas si es que el Gobierno no anula el proyecto de Ley Contra Ganancias Ilícitas. En Tarija hubo agresiones de parte de militantes del Movimiento Al Socialismo (MAS) contra manifestantes. Entre las agredidas hay una diputada de Comunidad Ciudadana.

Potosí amaneció con puntos de bloqueo en las calles del centro. Además, se instalaron cercos alrededor de los mercados. El transporte público funcionó en algunas zonas, lo mismo que las entidades bancarias. El comercio trabajó en barrios alejados. La Gobernación potosina no acató el paro, mientras que la Alcaldía tuvo que cerrar sus puertas a pesar de mantener silencio respecto a la medida de presión.

El presidente de Comcipo, Juan Carlos Manuel, anunció que tras la evaluación del paro de ayer definirán nuevas acciones de protesta hasta lograr la atención a sus demandas. Una de ellas es la anulación del proyecto de ley contras las ganancias ilícitas, que ya fue aprobada en Diputados y que quedó en suspenso en el Senado.

Manuel afirmó que la participación de la gente en el paro “sin presiones ni grupos de control” demostró el rechazo de los potosinos hacia el paquete de leyes con las que “el gobierno del MAS pretende controlar la vida de los ciudadanos bolivianos”.

El dirigente cívico añadió que un consejo consultivo evaluará el cumplimiento de la medida de protesta y decidirá si se declara un nuevo paro, esta vez de 48 horas. “Haremos ahora un análisis de este paro y veremos si el Gobierno responde”, dijo Manuel.

Juntas vecinales, médicos, universitarios, transporte pesado, gremialistas y magisterio urbano coincidieron ayer en la marcha en la Villa Imperial. Los sectores llegaron a la plaza 10 de Noviembre y ahí se realizó un mitin pidiendo al Gobierno que anule el paquete de leyes que impulsa en la Asamblea Legislativa Plurinacional.

Tensión en Tarija

En Tarija se vivió una jornada relativamente normal. Hubo puntos de bloqueo solo en el centro de la capital tarijeña, donde se evidenciaron agresiones de parte de militantes del MAS contra los protestantes. Además, el sector gremial bloqueó el puente internacional que une Argentina con la localidad de Bermejo.

“No les respondimos nada. Son grupos de choque del MAS que vinieron directamente a atacar. Es lo único que saben. Estas hordas masistas nos escupieron, nos pegaron, nos insultaron. Así son ellos, solo golpes”, denunció la diputada Luciana Campero (CC).

Benigna Mamani, representante del sector gremial provincial de Tarija, informó ayer que su sector acató la resolución emanada a nivel nacional. “Pedimos que la ley 386 se abrogue y se archive la ley 218”. La dirigente dijo que el 85% del municipio de Bermejo se dedica al comercio, por lo que se verá afectado con estas normativas, insistió Mamani.

Comentarios