Escucha esta nota aquí

En Potosí, el ex dirigente cívico Jhonny Llally, del Movimiento Cívico Popular (MCP), se quedaría con la Alcaldía al sumar más votos que René Joaquino, de Alianza Social (AS), y Marcelino Choquehuanca, del MAS. En cambio, para la Gobernación los resultados en boca de urna dan una amplia ventaja al candidato del MAS, Jhonny Mamani, sobre Marco Pumari, del PAN-BOL, que quedaría segundo, en tanto que Edilberto Mamani, de AS, ocuparía el tercer lugar.

Llally, en contacto con los medios de comunicación, prefirió no declararse ganador y esperar los resultados oficiales, pero según indicó, el escrutinio propio, realizado por su partido, confirma esa victoria preliminar.

Los resultados han confirmado las encuestas. No hay ninguna sorpresa. La Gobernación va a seguir bajo el control del MAS, mientras que la Alcaldía pasa a ser controlada por la oposición”, comentó Juan José Toro, director del diario El Potosí.

En realidad el MAS ya había perdido la Alcaldía de Potosí con los sucesos de octubre y noviembre de 2019. En ese entonces se obligó a renunciar al gobernador y al alcalde. En el caso de la Alcaldía se puso a una persona que teóricamente era de la oposición, ahora está entrando Llally, que fue uno de los presidentes del Comité Cívico y habrá que ver, cuando se apliquen los resultados de la votación para concejales, si es que otro presidente cívico, que estaba postulando para primer concejal por el MTS, también entra”, comentó el periodista, que agregó que era previsible la derrota de Pumari, ya que “con el voto rural se iba a consolidar el MAS, porque el candidato de PAN-BOL tiene influencia solo en la capital”.



Comentarios