Escucha esta nota aquí

Indígenas y campesinos de Ecuador bloquearon carreteras en seis de las 24 provincias del país ayer, en el segundo día de protestas contra la política económica gubernamental, que se desarrollan en medio de un estado de excepción por la violencia del narcotráfico.

La opositora Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) decidió extender la protesta, impulsada principalmente por el alza de los precios de combustibles en 90% desde 2020 y que había comenzado el martes. La primera jornada acabó con 37 detenidos, cinco policías heridos y dos militares retenidos por manifestantes -y quienes se encontraban en buen estado-, según reportó el Gobierno.

Un periodista y líder indígena murió accidentalmente ayer durante la cobertura de protestas en la andina de Cotopaxi (sur de Quito), informó la ONG Fundamedios, que también registra ocho agresiones contra la prensa en las manifestaciones.

La Conaie, que participó en revueltas que derrocaron tres presidentes entre 1997 y 2005, bloqueó con piedras, tierra, troncos y neumáticos en llama varios puntos de la vía Panamericana a la salida norte de Quito. Esa arteria desemboca en la frontera con Colombia.

Militares y policías patrullaron las vías, retirando los escombros y restableciendo el paso de vehículos como en la localidad de Otón, donde unos 20 camiones esperaban poder avanzar hacia el norte, entre ellos el de Roberto Haro, quien transporta un cargamento de pañales desechables hacia Pasto, en el lado colombiano.

“Los pañales debían estar en Pasto ayer de noche. No se dan cuenta (los manifestantes) cómo perdemos quienes hacemos transporte de carga”, dijo Haro, quien también se quejó de que “el diésel está caro”.

“Mantendremos el control”

El Servicio Integrado de Seguridad ECU911 también reportó cortes de ruta en las provincias de Imbabura, Bolívar, Chimborazo y la amazónica Pastaza.

“Ayer las Fuerzas Armadas y la Policía garantizaron el control y el orden respetando aquellas manifestaciones sin violencia. Hoy harán lo mismo y si mañana el desafío persiste, pues mantendremos el control”, expresó el presidente conservador Guillermo Lasso ayer durante un acto militar en Quito.

Las protestas se desarrollan en medio de un estado de excepción por 60 días decretado el 18 de octubre.



Comentarios