Escucha esta nota aquí

En medio de una coyuntura de turbulencia social, la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) incluye en su agenda el tratamiento del proyecto de Ley Nº 213/2020-2021 del oro de producción nacional destinado al fortalecimiento de las reservas internacionales; la normativa, a decir de expertos consultados, busca la autorización de dicha instancia camaral para el uso de las reservas internacionales Netas (RIN) en oro, para aliviar la iliquidez del Estado.

El proyecto de Ley del Oro establece que el Banco Central de Bolivia (BCB) comprará el metal precioso a los productores nacionales a precio internacional, cuando éstos reciben menos por la venta a través de intermediarios. El ente emisor podrá comprar el oro de forma directa a los productores, con la finalidad de fortalecer las reservas internacionales.

El exdirector del BCB, Róger Banegas, cree que la compra del oro nacional tendrá poca efectividad por el nivel de oferta actual, más bien -deduce- que incrementará la importación ilegal en el país por contrabando del oro peruano, que viene operando desde hace varios años. “Pueden disminuir las RIN en lugar de incrementar”, advierte.

A juzgar por Banegas, se está utilizando esta medida porque no se ha podido conseguir financiamiento externo de $us 3.000 millones en mercados financieros y no se ha podido fortalecer las RIN.

El 16 de junio, el presidente Luis Arce Catacora, a través de su cuenta de Twitter, informó de que envió a la ALP la propuesta del proyecto de ley que autoriza al BCB comprar oro de producción nacional.

Días después del anuncio del mandatario, la Comisión de Planificación, Política Económica y Finanzas de la Cámara de Diputados aprobó por mayoría absoluta el proyecto de Ley del Oro. Esa vez, se expuso que el objetivo de la norma es fortalecer las RIN y que el BCB comprará a los productores y comercializadores el oro a precio internacional y así se evitará la fuga y el contrabando de oro.

En criterio del también exdirector del BCB, José Gabriel Espinoza, es evidente que el principal objeto del proyecto de ley es lograr la autorización de la ALP para el uso de las RIN en oro, ante la falta de liquidez que enfrenta el Estado.

Observa la aprobación de seis instrumentos financieros en el proyecto (venta de oro, swaps, préstamos con colateral de oro, opciones de oro, futuros de oro y forwards de oro), como si fueran sustitutos o equivalentes; sin embargo, aclara que la naturaleza de cada uno es diferente, sobre todo, en cuanto a la propiedad del activo. “Los swaps, préstamos y opciones son operaciones en las que no se transfiere la propiedad del oro de manera definitiva, pero implican obligaciones financieras por parte del Estado”, anotó Espinoza.

Medida integral

Para el experto en temas mineros y analista de la Fundación Jubileo, Héctor Córdova, la decisión de centralizar la compraventa de oro en el BCB debe darse con una medida integral, creando una entidad que compre el mineral y fomente operaciones del sector cooperativista, para competir con las comercializadores privadas.

Comentarios