Escucha esta nota aquí

Los cítricos son todo un espectáculo para nuestros sentidos. Ya sea para refrescarte con un sabroso jugo de naranja o para aliviar algún resfriado, los cítricos se han convertido en alimentos esenciales para nuestro día a día.

Estas plantas son oriundas de Asia tropical y subtropical; Aunque existen muchas variedades las más conocidas son

la naranja dulce, la naranja agria, el limón, la mandarina, el pomelo o toronja y la lima. 


Estas frutas han sido reconocidas desde hace muchísimos años por su alto contenido en vitamina C y ácido cítrico, sin embargo, sus propiedades y beneficios no terminan ahí. Hoy te compartimos 4 razones para consumirlos diariamente.

1. Fuente natural de vitaminas y minerales
El consumo de limones y naranjas es una de las maneras más fáciles de obtener las concentraciones de vitaminas A, B1, B2 y C, potasio, cobre y azufre que necesita nuestro cuerpo para funcionar adecuadamente. Consumiéndolos frecuentemente no solo lograras revitalizar tu organismo sino también fortalecer los tejidos, prevenir resfriados y estimular las secreciones glandulares.

2. Piel saludable
Que las grandes marcas para el cuidado de la piel utilicen las vitaminas y aceites esenciales de los cítricos no es coincidencia, pues son excelentes para nuestra piel. Consumir limones o pomelos diariamente, sobre todo en ayunas contribuye a la limpieza, hidratación y embellecimiento de la epidermis.

3. Depura tus órganos
La acumulación de sustancias en órganos como los riñones, la vesícula y el hígado da como resultado la formación de cálculos biliares y renales, congestiones hepáticas y muchas otras enfermedades. Consumir frutas cítricas puede aliviar y prevenir estas afecciones ya que son capaces de depurar los órganos y regenerar los tejidos. También son una maravillosa solución para los problemas intestinales, sobre todo la naranja, ya que controla diarreas y hemorragias.

4. Buena digestión
Al igual que otras frutas y alimentos de origen vegetal, los cítricos son muy buenos para la salud gastrointestinal y, concretamente para la microbiota. Esto es gracias a su aporte de fibra, además de las distintas vitaminas, minerales y antioxidantes. Comerlos crudos y con toda la pulpa es la mejor manera de obtener este beneficio. Actualmente en el mercado existe pasta libre de gluten, apta para celíacos.

Comentarios