Edición Impresa

“Quedas despedida”

Oso Mier 4/12/2020 05:00

Escucha esta nota aquí

Tengo la copia de la carta que el coso le mandó a su cosa, cuando la despidió. Leed:

Amor y camarada mía:
¿Te acuerdas cuando nos conocimos mientras nos agarramos a pedradas con la Policía en la manifestación contra el imperialismo yanqui, opresor y colonialista? Lo que más me cautivó de voj, fue cuando le diste una patada en el culo al paco que me tenía del coto y, cual sucha tras su presa, le brincaste y le arañaste el ojo.

Tu actitud fue más que heroica, porque me salvaste de caer en manos represoras y yo terminé luego, en la cama de un perdido alojamiento, donde ardieron nuestras primíparas y más enredadas pasiones. Además, la tarifa estaba a mitad de precio.
Ese día, yo solo salí a comprarme un pacumuto de la esquina y me vi envuelto en el lío. Luego tuve que aprender lo que era el imperialismo y, - pese a que los gringos me parecían geniales, porque consumo mucho cine-, me convenciste que eran unos chinchis y acepté ir a la reunión de tu célula.

No fue difícil llegar a ser dirigente porque en las asambleas los miembros levantaban solo la mano y no exponían sus puntos de vista, lo que me permitió ser un líder político. Yo sé que todo te lo debo a voj, amante de mis entrañas, porque todo me lo enseñaste. Fuiste una activista muy útil al partido, pero las mujeres aún no tienen sus espacios consolidados, cosa por la cual tendrás que luchar para ver si te dan una pega.

Por eso, vida de mis chinchulines, te hice presidenta del gabinete de mi ministerio y me sentí orgulloso. Ambos a la cabeza del despacho ministerial era como un pequeño reinado con su rey y su reina. Íbamos a tener dos salarios, vehículos a la puerta, chofer, secretarias y todo lo que da el poder, por el doble, por dos enamorados; marido y mujer.

Fue un bello sueño hecho rápidamente realidad. Ni bien subió nuestro padrino Lucho, vos ya estabas posesionada como jefa de gabinete. Te veías como la princesa Diana, obviamente antes de su muerte.
Dicen que posesionarte fue ilegal, pero yo digo que fue solo un error porque es verdad que cuando nos agarró la Policía éramos solos “concubains” pero ahora somos marido y mujer.

Por lo tanto he tomado dos decisiones para que no nos boten del partido.
Primero, solo para despistar, estoy saliendo con la teñida que es la secretaria de recepción. Es una mujer que va de frente. Me dijo: “No soy profesional, pero me siento profesional”. Hoy la posesionaré como jefa de mi gabinete.
Paralelamente te comunico oficialmente que estás despedida.
Tranquila tú; a lo mejor con esta despedida mi más hermoso sueño duerme dentro de mí, pero te digo adiós por toda la vida aunque toda la vida siga pensando en vos.
Amada mía, los sueños, sueños son y se fueron a la barca como dijo Calderón de la Mierda (creo que tuve un lapsus).
PD. Respuesta solo por inbox.
Espérame en la flota. A mí también me despidieron. La choca ocupará mi puesto.



Comentarios