Escucha esta nota aquí


El Juzgado Primero Anticorrupción de La Paz determinó ayer la detención domiciliaria, con derecho a trabajo, arraigo y una fianza de Bs 70.000 para el gobernador paceño Santos Quispe, que el martes fue sorprendido en su despacho presuntamente consumiendo bebidas alcohólicas. 

La autoridad fue imputada por uso indebido de bienes del Estado y obstrucción a la justicia, delitos enmarcados en la Ley 004 Marcelo Quiroga Santa Cruz, el Decreto Supremo 0181 de Normas Básicas del Sistema de Administración de Bienes y Servicios, la Ley del Estatuto del Funcionario Público, la Ley 1178 de Administración y Control Gubernamentales (Safco) y la Constitución Política del Estado (CPE). 

En 2021, Quispe protagonizó un accidente de tránsito en su vehículo oficial, donde él también habría estado ebrio y se dio a la fuga. La población y los legisladores de la Asamblea Departamental de La Paz repudiaron los actos del sucesor de Felipe Quispe “El Mallku”, quien asumió el cargo tras la muerte de su padre. Los legisladores procederán a la censura de la autoridad regional.

Nuevas imágenes
Los asambleístas departamentales de Somos Pueblo, que encabezan la denuncia contra el gobernador Santos Quispe, presentaron dos nuevos videos donde se observa a la autoridad presuntamente ebria y con botellas de licor en el escritorio de su despacho.

Las imágenes fueron entregadas a la Fiscalía como pruebas y para que las autoridades determinen la fecha y origen de las mismas. En los videos solo aparece Quispe, mientras se oye la voz de mujer que lo graba y conversa con él de una supuesta borrachera y botellas que habrían sido desechadas de un auto.

“Estos videos son una evidencia clara de que el señor Quispe ya ha consumido bebidas alcohólicas en varias ocasiones dentro de la Gobernación”, afirmó la legisladora Samantha Coronado. 

Con estas pruebas, los asambleístas pidieron al abogado Raúl Ferreira — quien asume la defensa del gobernador — “deje de mentir” y negaron que se tratara de una “calumnia o montaje” el hecho ocurrido el 1 de febrero en el despacho de Quispe.
Luego de presentados los audiovisuales, la tarde de ayer declaró la mujer que habla en uno de los videos y aseguró que se trata de su voz. Dijo que tuvo esa conversación con otra persona y no con la autoridad regional.

“Vi los videos y se escucha mi voz. Pero yo en ningún momento tuve esa conversación con el señor gobernador. Esos videos son montados. Tuve esa conversación con otra persona. No sé cómo llegaron a montar mi voz en esos videos”, explicó la joven a los medios. La también funcionaria declaró ayer ante las autoridades jurisdiccionales para aclarar el hecho.

Al mismo tiempo, denunció que recibió amenazas por teléfono de un hombre y una mujer quienes le pidieron declarar en contra de Santos Quispe sino “pagarán las consecuencias” su cónyuge y su hija. Por tanto, pidió garantías para resguardar su integridad y la de su familia.

Comentarios