Escucha esta nota aquí

Ecuador reforzó ayer la vigilancia en su sistema penitenciario tras dos amotinamientos que dejaron 21 reos muertos, además de unos 60 heridos, una policía violentada sexualmente y varios fugados.

“Se mantiene una alerta máxima y se han suspendido todas las actividades que puedan poner en riesgo a la población penitenciaria y funcionarios administrativos”, indicó el Servicio Nacional de Atención Integral a Privados de la Libertad (SNAI) en un comunicado.

Los hechos

La tarde del miércoles dos motines en las cárceles de Guayas (suroeste) y Cotopaxi (centro andino) dejaron 21 muertos y 57 heridos, entre ellos tres policías con heridas.

En medio de la revuelta también fue violada una policía, señaló el ministerio de Gobierno, que tildó de “repudiable” el hecho.

Los 13 cadáveres hallados en la cárcel de Cotopaxi fueron trasladados al departamento forense de la vecina localidad de Ambato, en la provincia de Tungurahua. En Guayas se reportaron 8 fallecidos.

Comentarios