Escucha esta nota aquí

La declaración duró tres horas. El exalcalde de La Paz Luis Revilla se tomó ese tiempo para explicar a los fiscales anticorrupción que asumió obligaciones a nombre y beneficio de la municipalidad, que ahora es administrada por Iván Arias.

"Estoy saliendo, el fiscal ha señalado que puedo retirarme, la investigación va a continuar; en todo caso, como le he señalado al fiscal, estaré presente las veces que lo requiera”, dijo el ex burgomaestre que llegó a declarar acompañado de su esposa.

De este modo, la posibilidad de que fuera aprehendido en La Paz se disipó y Revilla retornó a Santa Cruz de la Sierra donde reside desde que se produjo el cambio de mando en el gobierno local.

El 30 de abril, la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa),  que depende del Ministerio de Desarrollo Productivo, presentó una denuncia en contra del exalcalde paceño por incumplimiento de contrato, porque reclama una deuda de Bs 21 millones. Tras conocer la denuncia, el alcalde Iván Arias informó que será el municipio el que asuma esa deuda.

“Nosotros lo dijimos, recibimos una alcaldía pobre, llena de agujeros y de deudas. Estamos analizando, son deudas institucionales, pero también hay responsabilidades, por qué no tomaron previsiones. Sí, vamos a asumir todas las deudas, estamos arañando recursos, (…) vamos a ver, estamos en análisis, vamos a hacer una negociación con Emapa”, declaró Arias.

 Pesquisas

El fiscal Marco Villa explicó que luego de la declaración de Revilla, el Ministerio Público convocará a otros funcionarios y exfuncionarios para que declaren por qué no se pagó la deuda que corresponde al ítem de canastas estudiantiles.

La deuda tiene que ver con la provisión de arroz, azúcar, aceite y quinua. La empresa estatal acusa al exalcalde por incumplir el contrato de pago.

El contrato fue firmado en octubre de 2020 con el municipio de La Paz. El monto acordado fue de Bs 37.110.403 dividido en tres cuotas que serían pagaderas en función de las entregas de los productos.

Los tres pagos estaban divididos en dos pagos de Bs 12.988.683 y el tercero  de 11.133.037. Según la denuncia en contra de Revilla, Emapa reclama el pago de Bs 21.015.453, lo que significa que el municipio de La Paz ya pagó Bs 16.094.950, monto que no figura en el documento.

 “El municipio es parte del Estado, firmó un contrato con una empresa del Estado, y ahora es el Estado el que enjuicia al propio Estado”, afirmó el exalcalde tras señalar que acudirá a declarar cuando sea requerido.

El abogado Eduardo Maldonado señaló que el contrato debió incluir un lugar para la resolución de controversias y no recurrir a un concepto genérico en caso de incumplimiento. De ese modo, señaló que no puede existir un proceso de esta naturaleza entre entidades estatales.


Comentarios