Escucha esta nota aquí

Manfred Reyes Villa lidera la preferencia electoral para la Alcaldía de Cochabamba, y aunque fue inhabilitado por el TED departamental, el jefe de campaña del Frente Súmate anunció que dará pelea por su postulación. Por su parte, la candidata a la alcaldía de El Alto por Jallala, Eva Copa, señaló que lo correcto es que Santos Quispe, el hijo de Felipe Quispe “El Mallku”, sea el sucesor de su padre, fallecido la semana pasada, en la candidatura para la Gobernación de La Paz.

Si las elecciones fueran este domingo, Reyes Villa, ganaría con el 39% de los votos, según una encuesta de intención de voto realizada por Ciesmori para la red Unitel.

El fallecido Felipe Quispe, por su parte, encabeza la preferencia electoral para la Gobernación de La Paz. ‘El Mallku’ murió el 19 de enero, antes de que se haga pública esta encuesta que se realizó entre el 9 y 20 de enero.

Obtuvo un 25% de la intención de votos. En segundo lugar, aparece Franklin Flores del MAS.

Mauricio Muñoz, jefe de campaña de Súmate, que postula a Reyes Villa, admitió que el resultado del sondeo que se difundió la noche del domingo, fue recibido “con mucha sorpresa y agradecimiento al pueblo cochabambino”.

Recordó que Reyes Villa estuvo 21 días con baja médica y en absoluto aislamiento porque dio positivo al Covid-19. “Acaba de recibir el alta médica y está activo desde este lunes, así que retomaremos las actividades”, indicó.

La campaña no se detendrá pese a la inhabilitación. “Este resultado nos muestra por qué hay tanto interés en perjudicar a Manfred y evitar que cumpla el mandato popular, porque fue el pueblo cochabambino el que le pidió que se postule a la alcaldía de la ciudad”, dijo el vocero.

Su nombre no salió en la lista de candidatos habilitados que emitió el Tribunal Electoral Departamental. El jefe de campaña anunció que ya se presentó la semana pasada una apelación ante el Tribunal Supremo Electoral, y se espera que hasta mañana se conozca una resolución.

La decisión se tomó porque supuestamente Reyes Villa tenía una deuda con la Gobernación de Cochabamba, y un pliego de cargo ejecutoriado ante un Juzgado Coactivo Fiscal.

“Nosotros acreditamos el pago de esa deuda por Bs 2.300 ante la Gobernación, que emitió un certificado en el que acreditaba que no había compromisos pendientes”, acotó. En el segundo caso, se presentó una sentencia constitucional que anuló el pliego de cargo mencionado.

Lamentó que la Sala Plena del TED no revisó la documentación y se limitó a sustentar su decisión en un informe de solvencia fiscal. “El candidato pidió el certificado de solvencia en octubre, y no tenía observaciones. Todo cambió de manera muy sospechosa en estos tres meses”, complementó.

Dijo que si el TSE ratifica la inhabilitación, apelarán al Tribunal Constitucional, a través de un amparo. “Vulnerarían los derechos de un ciudadano boliviano. Manfred no tiene ni deudas ni pliegos de cargo activos al 28 de diciembre del año pasado”.

La Paz

La dirigencia de Adelante Pueblo Unido (APU), nombre de la agrupación que encabezaba el fallecido líder campesino, Felipe Quispe Huanca, El Mallku, ya decidió que el hijo, Santos Quispe, sea el sucesor como candidato a la Gobernación de La Paz. Así lo hizo conocer el propio hijo del desaparecido político indigenista.

“Adelante Pueblo Unido, era el partido de mi padre, ya me nombró como candidato, pero hay que hablar con el dueño de la sigla Jallalla, Leopoldo Chui, entonces ya vamos a estar viendo para asegurar todo en una conferencia de prensa”, dijo Santos.

La candidata a la alcaldía alteña Eva Copa, por su parte, señaló que a quien le corresponde reemplazar al fallecido Felipe Quispe es a Santos, el hijo del líder indígena.

“Por respeto, por ética y por la memoria de El Mallku, para nosotros los aymaras, tiene que ser su hijo el sucesor”.

Alcaldía paceña

El candidato a la Alcaldía de La Paz por Unidos La Paz, Waldo Albarracín, en contacto con EL DEBER, señaló tras conocer que está en el tercer lugar en la encuesta de Ciesmori, que no se bajará de su candidatura, porque pese a que no hizo campaña para cuidar la salud de sus seguidores y de la población ante la pandemia del coronavirus, tiene alto apoyo, 16,2%. 

Llamó “carajos” y “buitres políticos” a sus rivales César Dockweiler e Iván Arias, porque no suspendieron sus campañas (él sí lo hizo) por la pandemia.

Por eso, confirmó que no bajará su candidatura, pese a que a fines de diciembre dijo que estaba dispuesto a hacerlo si ésta no despegaba. “Cuando íbamos a empezar la campaña, vino la segunda ola del coronavirus, y suspendimos todo, para resguardar la salud. Prefiero ser humano a buitre político. Mientras yo hice eso, Dockweiler y el Negro Arias le siguieron metiendo. No me bajo, uno actúa pensando en la población y a estos carajos les vale un pepino la salud de la población”.

Por su parte, Iván Arias, que ocupa el segundo lugar en la intención de voto, con 20%, festejó el hecho de “estar disputando el primer lugar siendo una alianza que empezó de cero, eso nos llena de orgullo. Quiero agradecer la confianza de la población”. Aseguró que está convencido de que revertirá la tendencia y alcanzará el primer lugar “sin esperar lo que otros hagan”, manifestó.

El candidato Dockweiler, del MAS (27,6%) va primero. No quiso comentar las encuestas.

Comentarios