Escucha esta nota aquí

Por: Ximena Gutiérrez

Con una amplia trayectoria como experta tributaria, Rosa Talavera Simoni, analiza el efecto de la implementación de recientes tributos como el Impuesto a las Grandes Fortunas (IGF) y el reintegro del RE-IVA y su incidencia en la recaudación. Advierte además sobre la inoportuna aplicación de impuesto a los servicios digitales y alerta que cualquier flexibilización en los tributos que apruebe el Municipio de Santa Cruz de la Sierra a empresas afectadas por la pandemia, repercutirá en sus recaudaciones.

_El Gobierno, como parte de su política de reactivación económica, implementó nuevos tributos como el IGF y el reintegro del RE-IVA ¿En qué medida impactará esto en la recaudación tributaria?

El RE-IVA ha sido anunciado como una medida de redistribución del ingreso, pues permite que cualquier persona cuyo nivel salarial no supere el mínimo no imponible (aproximadamente Bs 9.000) pueda obtener la devolución del 5% del IVA contenido en facturas emitidas a su nombre en forma electrónica. Sin embargo, esta medida es un estímulo para que estas personas, que no pueden utilizar estas facturas de otra manera, exijan a los vendedores que las emitan. Todavía no se conoce el impacto de esta medida en la recaudación y solo se ha anunciado que el RE-IVA podría favorecer a las personas que decidan aprovechar este régimen, con un monto de Bs 3.000 en un año.

El IGF es una medida recaudatoria que también apunta a la redistribución del ingreso. La recaudación obtenida de 110 de los 182 contribuyentes inscritos, fue de 22,9 millones de dólares, suma que podría subir a 26,5 millones, cuando todos los inscritos paguen el impuesto. Esta cifra representa el 0,35% de la recaudación total del año 2018 que equivale al 24% de lo que recaudó el ITF en dicho periodo, lo cual muestra una escasa incidencia en la recaudación.

_¿Cómo ve la implementación del impuesto a las plataformas digitales bajo la actual coyuntura?

En el informe denominado Panorama Fiscal de América Latina y el Caribe, 2019, que publica anualmente la Cepal, concluye que los avances en América Latina en materia de tributación de la economía digital son moderados y recomienda a los países esfuerzos por avanzar en esta materia. La Cepal reconoce que las operaciones de las empresas digitales como Uber, Netflix, Spotify y Apple, deberían estar gravadas por el impuesto a las ganancias, pero al mismo tiempo alerta sobre la mayor dificultad que enfrenta la tarea de hacer efectivo tal gravamen.

Más allá de las dificultades operativas que tiene gravar servicios prestados por empresas que no residen en el país, y de la poca incidencia que la aplicación del IVA a los servicios digitales tendría sobre la recaudación, desde el punto de vista de lo que podríamos llamar “soberanía tributaria” la recomendación de la Cepal parecía atendible en el contexto prepandemia del Covid; sin embargo, en la coyuntura actual que enfrenta la región, resulta a todas luces una medida poco oportuna.

_Por la experiencia de países vecinos, el pago de estos tributos se suele asumir de forma compartida entre la empresa y el usuario ¿Cuál será el impacto sobre el bolsillo del ciudadano?

Lo previsible es que, como ocurre en todos los casos, el IVA sea trasladado a los consumidores; los más afectados, serán los sectores de ingresos medios y altos y, probablemente, los emprendedores que utilicen servicios digitales para publicitar o vender sus productos.

_En el país existe un alto grado de informalidad, ¿cómo incide en el sistema tributario o es causado por otros factores?

Mi opinión es que este fenómeno no se explica principalmente por el sistema tributario, sino que responde a condiciones estructurales de la economía boliviana, que no es capaz de generar los empleos suficientes para absorber a la población económicamente activa. Sin embargo, si se considera que la persona que tiene un empleo formal y gana hasta Bs 9.000 al mes, está eximida de pagar impuestos sobre sus ingresos, es cuestionable pretender que quienes prestando oficios o realizando actividades productivas y comerciales en forma independiente, no obtienen ingresos mayores a Bs 9.000 al mes, sean obligados a pagar algún impuesto. El sistema tributario boliviano necesita una reforma que elimine la inequidad horizontal que existe en nuestro sistema tributario.

_La Alcaldía cruceña anunció la flexibilización de impuestos a empresas afectadas por la pandemia ¿cuáles considera que son los tributos que pueden aliviar al sector privado, sin significar un daño a las arcas del municipio?

Cualquier flexibilización que apruebe el Municipio de Santa Cruz de la Sierra, ya sea como diferimiento del momento de pago, o reducción de los montos a pagar, afectará sus recaudaciones.

La eliminación de sanciones e intereses sobre los tributos no pagados por contribuyentes morosos si bien en el corto plazo, permite obtener un incremento en las recaudaciones, si se utiliza de manera recurrente, incentiva el incumplimiento oportuno de las obligaciones tributarias.

En los años recientes la administración municipal hizo un uso poco responsable de las reducciones en los montos a pagar por impuesto a propiedades de bienes inmuebles y vehículos, otorgando una rebaja del 50% para los impuestos correspondientes a la gestión 2019 y de 60% para 2020. Adicionalmente, ha concedido, en forma reiterada, facilidades para pagar los impuestos en mora.

Comentarios