Escucha esta nota aquí

Roxana Cecilia Graz Iporre es docente universitaria. Asumió el liderazgo del Comité Cívico Potosinista (Comcipo) tras la detención de la cúpula dirigencial. Bachiller del Liceo Santa Rosa, es licenciada en Ciencias Químicas en la Universidad Autónoma Tomás Frías, de la que ahora es catedrática.

_¿Cómo se siente al asumir la presidencia de Comcipo en estas condiciones?
Me siento con mucha fortaleza, porque en los últimos movimientos la mujer ha liderado con mucha entereza.

Es un reto el continuar con el legado que han dejado muchos defensores de nuestros ideales y convicciones como ente cívico.

Tengo muchas organizaciones que apoyan el accionar de la entidad cívica y por lo tanto estoy muy confiada de que saldremos adelante.

_¿Cómo llega al frente de Comcipo?
Por el momento, por prelación, llegué a dirigir el ente cívico. Soy secretaria de moralidad. Entienda que estaba Marco Pumari, pero al entrar en el ámbito político varios de los que estaban en la cadena de sucesión renunciaron para irse con él. Quedamos Juan Carlos Manuel, el primer vicepresidente, quien asumió el mando. El segundo vicepresidente, Nelson Gutiérrez y yo.

Mi función era de fiscalización. Todos saben lo que pasó con Juan Carlos, Nelson está en la clandestinidad, entonces soy la siguiente en la cadena.

_¿Qué acciones vienen?
El presidente sigue siendo Juan Carlos Manuel. Hoy me toca dirigir el rumbo de la entidad. Ya tuvimos una reunión de Consejo Consultivo el viernes, y ahí se definió que tenemos que llevar a cabo un cabildo nacional que se realizará el martes a las 14:00 y en ese encuentro definiremos las acciones de lucha que seguiremos más adelante. Por la persecución política que lleva adelante el MAS, es difícil que podamos realizar elecciones internas.

_¿Cuáles son las propuestas que usted llevará?
Quiero decirle que la reunión del martes tendrá la participación confirmada de los ocho comités cívicos del país. Será una cumbre por la justicia y la libertad y los representantes de los comités cívicos nos acompañarán en el cabildo. Nos aseguraron su presencia en solidaridad por lo que está ocurriendo.

_¿Tiene miedo?
Hemos luchado tanto, si lo tuviera me hubiera escondido en esta situación tan difícil. No tengo miedo, pero quiero poner a buen resguardo a mis tres hijos, que son lo más importante para mí como para cualquier mujer. No tengo miedo porque sé que en esta lucha estamos en manos de Dios, que es todopoderoso, y nosotros estamos haciendo lo correcto, la verdad siempre sale a la luz, tengo mucha fe.

_¿Usted estuvo en la lucha potosinista desde el 2015, la marcha que Johnny Llally encabezó hacia La Paz?
Yo estuve colaborando desde la dirigencia de la Federación de Docentes Universitarios, trabajo en la carrera de química. Desde ahí me movilicé en esa batalla.

_Las demandas que el gobierno no atendió, la defensa del litio, el 21-F, Potosí tiene muchas luchas pendientes, ¿no?
Eso es lo que nos mueve. Son reivindicaciones justas para el departamento. Ya nos cansamos de que nos den un 3 por ciento de regalías y el resto va al poder central, para las arcas del Estado y nosotros seguimos en míseras condiciones. No nos dan el valor que le corresponde a Potosí. Comibol debiera estar acá, pero todo está en La Paz. Nuestras exigencias de 2015 siguen pendientes. No tenemos fábrica de cemento, ni aeropuerto, un hospital de tercer nivel. La lucha es por nuestros recursos naturales, y por mejores regalías.

_¿El federalismo es un camino que Potosí seguirá junto a Santa Cruz?
Nosotros pregonamos el federalismo antes que Santa Cruz, desde la década de 1940. Queremos a Potosí federal, administrar nuestros propios recursos.

Comentarios