Escucha esta nota aquí

La Sala Constitucional Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca denegó ayer la tutela solicitada por el alcalde de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, y dejó en vigencia un fallo de 2013, y ratificado por el Tribunal Supremo de Justicia, que lo sentenció a cinco años de prisión por conducta antieconómica por el caso Sillar Alternativo, un proyecto carretero que fue adjudicado cuando ejercía como prefecto del departamento.

Sin embargo, la Sala Constitucional dispuso transferir al Tribunal Constitucional Plurinacional la decisión de mantener las medidas cautelares en contra de Reyes Villa, por lo que podrá continuar al frente de la municipalidad hasta que se pronuncie la máxima instancia judicial del país.

La audiencia de ayer comenzó a las 11:44 e ingresó en fase de deliberación a las 15:57. Luego, se reinstaló cerca a las 18:45 y se presentaron los argumentos de los vocales del TDJ de Chuquisaca, Juan Carlos Mendoza y Gonzalo Flores. Ahora, el TCP debe analizar el caso y emitir un pronunciamiento.

Conocida esta determinación, los seguidores del alcalde festejaron la decisión. Se instaló una vigilia en la plaza central de Cochabamba, pero también algunos simpatizantes de Reyes Villa se trasladaron hasta Sucre.

El burgomaestre, tras conocer la decisión de los vocales, no se sintió conforme con la determinación, pero afirmó que tiene la esperanza de que el TCP rechace la decisión de la condena ejecutoriada. Reyes Villa salió a uno de los balcones del edificio edil cochabambino y agradeció el apoyo de la ciudadanía. Posteriormente, la autoridad ofreció una conferencia de prensa en donde consideró que se “sigue haciendo una justicia imparcial” y que todavía existen dudas respecto a su caso.

“Este apoyo ha significado un empate. A Manfred no lo toca absolutamente nadie hasta que el Tribunal Constitucional indique lo contrario. Esa es la fuerza del pueblo y sobre todo de sus oraciones a nuestro Dios. Hermanos agradezco por todo este infinito apoyo y mi compromiso es seguir. Gracias a toda esa linda gente que ha dormido en las calles, que se ha trasladado a Sucre y el esfuerzo de ustedes servirá para que nuestra llajta siga avanzando. Manfred va a seguir buscando la unidad, no la confrontación eso es lo que tienen que entender”, afirmó Reyes Villa.

La denuncia

La Gobernación de Cochabamba denunció a Manfred Reyes Villa en 2009 por conducta antieconómica en el diseño del proyecto conocido como “El Sillar Alternativo”. En 2006, la entonces prefectura dirigida por Reyes Villa destinó Bs 1,6 millones para la realización de consultorías individuales que encuentren una solución al problema del tramo El Sillar en la carretera nueva al departamento de Santa Cruz.

Después de tres años, el 12 de abril de 2013, la justicia emitió una sentencia condenatoria contra Reyes Villa de cinco años de reclusión en el penal de San Sebastián. El juicio se desarrolló en ausencia del exprefecto debido a que él se encontraba en Estados Unidos, país al que se marchó tras perder las elecciones de 2009.

La defensa del actual alcalde apeló la sentencia hasta llegar al Tribunal Supremo de Justicia y presentó el último trámite disponible ante esta instancia: el recurso de casación, que le fue rechazado a Reyes Villa el pasado 10 de septiembre.

Diez días después, el Tribunal de Sentencia N° 1, a la cabeza de la jueza Vivian Enríquez, emitió el mandamiento de condena dentro del proceso en el caso denominado “Sillar Alternativo”, en el que Reyes Villa fue sentenciado a cinco años de cárcel por el delito de conducta antieconómica.

Para evitar la ejecución de la condena, la defensa del alcalde cochabambino presentó un amparo a la Sala Constitucional Segunda de Chuquisaca en contra de los magistrados de la Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia que rechazaron el recurso de casación. Este amparo fue admitido y se fijó la audiencia para la jornada de ayer.

Según el burgomaestre su caso estuvo plagado de irregularidades porque, explicó, él debía ser procesado con un juicio de responsabilidades tal como mandaba la antigua Constitución Política del Estado. Asimismo, dijo que fue juzgado en ausencia y estuvo en indefensión permanente.

Reyes Villa recordó que hubo una situación política de mucha presión cuando fue juzgado y no pudo asumir su defensa. Finalmente, pidió al TCP revisar todo su caso para rectificar la “injusticia” que había cometido en el juicio que planteó el MAS desde la Gobernación de Cochabamba.

“Por eso me he presentado a la Alcaldía (de Cochabamba), mi candidatura estuvo llena de vicisitudes, porque me habilitaban y me deshabilitaban, pero hemos logrado un gran avance en estos cuatro meses y un reconocimiento del pueblo. Estamos convencidos que haremos una buena gestión”, dijo Reyes Villa.

Este caso también está en instancias internacionales, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), hasta donde llegó la autoridad edil para denunciar la “persecución” a la que fue sometido y espera una resolución de esa instancia.

Además, Reyes Villa denunció ayer que el viceministro de Régimen Interior, Nelson Cox, se trasladó el miércoles a Sucre, lugar donde se instaló el caso del alcalde cochabambino. Cox perdió con Reyes Villa las últimas elecciones a la silla edil.

“Espero que los administradores de justicia actúen en justicia, es importante que ellos vean que el tema lo sigue no solo el país, sino a nivel internacional. No creo que sea un tema del Gobierno, son mandos medios, la bronca de un perdedor (en referencia a Nelson Cox), qué raro, qué coincidencia que ayer (miércoles) esté en Sucre, tratando de presionar al poder judicial. Simplemente le digo que no aproveche el cargo para presionar y poner en mayor tela de juicio al poder judicial”, dijo el alcalde cochabambino.

Visión jurídica

El abogado constitucionalista William Bascopé explicó que cualquiera haya sido la determinación de los vocales chuquisaqueños igual iba a parar al TCP por procedimiento. El jurista detalló que el pronunciamiento de la instancia constitucional puede demorar debido a la carga procesal.

El abogado acotó que se tomó una decisión “salomónica” y que puede ser aceptada satisfactoriamente por ambas partes. Bascopé dijo que se puede hablar de un “empate” hasta que el TCP se pronuncie en este caso.

Sobre el tema, el diputado Héctor Arce, del Movimiento Al Socialismo (MAS), cuestionó la decisión judicial y dijo que el TCP debe ratificar la condena contra Reyes Villa. El legislador es uno de los férreos opositores a la gestión del alcalde cochabambino.

“Es una decisión que la tomó la justicia, que la respetamos, pero no la compartimos. Hay muchos elementos que demuestran la conducta antieconómica del señor Reyes Villa. En lo central de esta determinación se mantiene la condena ejecutoriada que tiene el alcalde, pero ahora debemos esperar lo que dice el TCP”, afirmó el diputado Arce.

Mientras, el concejal Manfred Reyes Villa Avilés, hijo del alcalde, afirmó que con la decisión se mantiene a la autoridad edil y pidió al MAS dejar a un lado la “persecución política” y trabajar por el pueblo cochabambino.

“Con esta determinación legal se expresa que nadie lo puede mover al alcalde, es un mensaje para todos los radicales que quieren entorpecer. Todos los cochabambinos quieren el progreso. Hay un mensaje para que se trabaje por Bolivia y se dejen las chicanearías”, afirmó el concejal Reyes Villa Avilés.

El alcalde pidió al gobernador de Cochabamba, Humberto Sánchez, del MAS, seguir coordinando la gestión.

Comentarios