Escucha esta nota aquí

Tres entrenadores dejaron su puesto en los últimos días en los clubes de la División Profesional, sumándose a la lista de los que no aguantaron ni la mitad del campeonato en el cargo.

El argentino Néstor Clausen tiró la toalla hace una semana en Real Santa Cruz. Hacía tiempo que había anticipado que se marcharía en cualquier momento porque los resultados no acompañaban.

Los dirigentes, rápidos de reflejos, encontraron reemplazante de inmediato. El español David Perdiguero, que debutó con triunfo ante el debilitado San José.

Hace unos días, Always Ready sumó otro director técnico a su larga lista de despedidos. El argentino Omar “Turco” Asad ya es historia en el club alteño al que sacó campeón por primera vez. A los dirigentes no les cayeron bien unas declaraciones de Asad en relación a los efectos de la altura, y tras una floja actuación con triunfo, le anunciaron la rescisión de contrato.

El último en ser despedido, de momento, es el también argentino Cristian Díaz. Quien ayer dejó de ser entrenador de Royal Pari, al parecer, porque no convence el juego del equipo, que marcha quinto en la tabla de posiciones.

Cambio de mando

Los cambios de entrenador empezaron temprano en el campeonato boliviano. Thiago Leitao dejó San José en la segunda fecha para ir a Atlético Palmaflor que había despedido a Julio César Baldivieso. Le siguió Álvaro Peña en Nacional. Después fue despedido Alberto Illanes en The Strongest; luego Mauricio Soria se alejó de Wilstermann, y le siguió el español Carlos Fonseca en Real Potosí. También Natxo González, otro español, fue alejado del cargo en Bolívar.

Los reemplazaron Domingo Sánchez, Flavio Robatto, Gustavo Florentín, Diego Cagna, Armando Ibáñez, Zago y David Perdiguero.



Comentarios