PAÍS

Salvatierra, el exministro que irá a juicio revela que nunca se alejó del MAS

Una auditoría ejecutada en 2007 reveló irregularidades en la compra de un centenar de tractores. El caso fue enviado hace 10 años a la Asamblea Legislativa, pero fue validado al calor del debate previo de los procesos planteados contra Áñez

Escucha esta nota aquí

El exministro Hugo Salvatierra es una de las exautoridades del Movimiento Al Socialismo (MAS) que está a un paso de someterse a un juicio de responsabilidades, luego de que la Comisión Mixta de Justicia Plural despejara, en el lapso de tres meses, una veintena de procesos que estaban archivados desde hace más de 10 años.

Salvatierra, quien fue el primer ministro de Desarrollo Rural de la era gubernamental de Evo Morales, aseguró ayer -en un contacto con EL DEBER- que a pesar del proceso legal que pesa en su contra nunca rompió con su partido.

Mi relación con el MAS siempre fue buena y no dejé de trabajar nunca y nunca me fui del país. No dejé de trabajar en Santa Cruz políticamente y toca enfrentar lo que venga, porque aquellas son denuncias que tienen que ser definitivamente esclarecidas en las instancias que correspondan, en la misma Asamblea Legislativa, como en el Tribunal Supremo de Justicia”, afirmó la exautoridad.

La acusación fue tramitada por Susana Rivero, exdiputada y exministra de la cartera que ocupó Salvatierra. De hecho, en 2007, ella ordenó la auditoría que fue la base para que la Fiscalía elabore la proposición acusatoria que fue enviada a la Asamblea Legislativa Plurinacional hace ya 10 años.

De este modo, el exministro fue acusado de incumplimiento de deberes, supresión o destrucción de documentos, contratos lesivos al Estado y conducta antieconómica, delitos que pudo cometer en 2006 cuando lideró un proceso de adquisición de un centenar de tractores para las comunidades campesinas en el marco de un agresivo plan de mecanización del agro que impulsó Morales durante sus primeros años en el poder.

En todo caso, el informe de la Comisión Mixta de Justicia Plural, que remitió el caso Salvatierra al pleno de la Cámara de Diputados, señaló que la compra de esa maquinaria no se tramitó en tiempos previstos y se detectaron irregularidades en la documentación que respaldó esa operación.

En el contacto con este rotativo, la exautoridad optó por no adelantar los alegatos con los que comparecerá ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en caso que el Legislativo autorice el enjuiciamiento. “Tengo una versión sobre aquello, pero la expresaré en su debido momento”, señaló.

La exautoridad, quien es el padre de la expresidenta del Senado Adriana Salvatierra, aseguró que, entretanto, espera con tranquilidad el desarrollo de los siguientes acontecimientos de este caso.

Hay que ver temas constitucionales, temas de justicia ordinaria y obviamente escuchando consejos de abogados. Estoy esperando con tranquilidad. No hice absolutamente nada ilegal, no creo que tenga algo que me incrimine, pero así es la política”, dijo Salvatierra.

En los últimos tres meses se dio luz verde en la Comisión Mixta de Justicia Plural a 20 juicios de responsabilidades contra exdignatarios de Estado, entre ellos Carlos Mesa y exautoridades del MAS. Estas aprobaciones avanzaron para despejar el análisis de las cuatro proposiciones acusatorias que el Tribunal Supremo de Justicia (TDJ) tramitó contra la expresidenta Jeanine Áñez a través del despacho del vicepresidente David Choquehuanca, quien es el presidente nato del Legislativo.

“Solo tenemos cuatro casos pendientes que seguramente la próxima semana los vamos a tratar y tenemos avanzados algunos informes. También se les ha pedido a los técnicos de los diferentes asambleístas ser parte para trabajar en conjunto”, informó la senadora Patricia Arce (MAS), presidenta de esa comisión, en referencia a las acusaciones contra Áñez, detenida desde marzo en el marco de procesos penales tramitados por la vía ordinaria.

Estrategias

El exministro Yerko Núñez responsabilizó, en su momento, al exvicepresidente Álvaro García Linera por no viabilizar los juicios de responsabilidades, especialmente contra Salvatierra y Alfredo Rada, quien fue acusado por las muertes en La Calancha (Sucre).

Pero el caso del exministro de Desarrollo Rural también generó tensiones en el MAS. Eva Copa, cuando era presidente del Senado, señaló que Adriana Salvatierra era “radical” y demandó que el caso de los tractores pase a la justicia

De hecho, Adriana Salvatierra y Susana Rivero jugaron un papel clave cuando se produjo el pedido para que Evo Morales abandone el país tras su renuncia al cargo.

El exdiputado Gonzalo Barrientos, que fue parte de la opositora Unidad Demócrata (UD), señaló que la aprobación de los juicios forma parte de “una estrategia abusiva del MAS que apunta únicamente a escarmentar a la expresidenta Jeanine Áñez”. Barrientos cree que una vez que el Legislativo los autorice, la justicia no obrará con independencia. “Evo Morales ya dijo que pueden haber miles de juicios y que no pasará nada. Esto también aplica para sus allegados”, manifestó Barrientos.

Precisamente por el caso tractores, según recordó, la oposición pidió en la anterior legislatura que Rivero y Salvatierra se excusen del proceso de preselección de los candidatos que terciaron en las elecciones judiciales que configuró los altos cargos y las magistraturas que están en funciones desde inicios de 2019.

La Comisión Mixta de Justicia Plural remitió al Legislativo la autorización de juicios de responsabilidades, entre ellos el de Hugo Salvatierra por el denominado caso tractores.

Comentarios