Escucha esta nota aquí

Un recibimiento con banda de música y guirnaldas en el aeropuerto Viru Viru tuvieron los motociclistas Juan Carlos Salvatierra y Fabricio Fuentes, tras su exitosa participación en la Baja 1.000, en México.

“Chavo” llegó como flamante bicampeón mundial del desierto en la categoría Pro Moto Ironman de la Baja 1000, la prueba más dura del planeta, que se llevó a cabo la semana pasada en la frontera con Estaos Unidos.

“Este título no es más que el resultado del trabajo profesional, con mucha preparación y el complemento de la logística, lo cual sumado al sacrificio de todo un equipo técnico-humano nos ha permitido lograr un título que en verdad añorábamos”, señaló Salvatierra en contacto con los medios.

Apuntó que lo más difícil de la competencia fue mantenerse en carrera durante 34 horas, lo cual implica manejar incluso de noche, dos jornadas consecutivas, sin reemplazos.

Chavo comentó que, por problemas logísticos, tuvo que manejar varias horas con temperaturas muy bajas sin tener ropa adecuada.
Por su parte, el chaqueño Fabricio Fuentes, que fue segundo en la misma categoría, expresó que el apoyo de la gente es muy importante para superar obstáculos. “Siempre digo, la mente es más fuerte que el cuerpo si tenemos la fe en Dios”, exteriorizó el piloto nacido en Villa Montes.

Comentarios