Escucha esta nota aquí

Las cifras muestran un panorama diferente sobre la vacunación contra el coronavirus en el área rural de Santa Cruz y Cochabamba. Tres de cada diez personas fueron inoculadas en el campo de estas regiones, mientras que en el departamento de La Paz todavía la zona rural pone oposición a la inmunización. El Gobierno central y las gobernaciones piden a la población acudir a los puntos de inmunización y aseguran las dos dosis.

Cochabamba ocupa el primer lugar en la vacunación masiva en el país, pero está por debajo de Santa Cruz de la inoculación en el área rural. El departamento cochabambino, hasta el 23 de junio, vacunó con las dos dosis a 85.598 personas que habitan el campo. Esto significa el 34,7% de su población total, ya que 160.775 ciudadanos fueron inoculados en la ciudad de Cochabamba y otras localidades que son parte del anillo metropolitano, como Sacaba, Quillacollo y Tiquipaya.

“De las (vacunas) que hemos aplicado con primeras dosis están 319.353 y segundas dosis 132.342, para hacer un total de un 72,9 por ciento de vacunas aplicadas. En el área rural hay un avance importante a pesar de que muchos pobladores evitan la vacunación por diferentes aspectos”, explicó el secretario de Desarrollo Humano Integral de la Gobernación de Cochabamba, Carlos Solá.

El director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Cochabamba, Freddy Medrano, detalló que tres de cada diez personas accedieron a la vacuna en el departamento cochabambino. La autoridad destacó que existe coordinación con municipios para aplicar los biológicos.

“Cochabamba está en la punta respecto al proceso de vacunación masiva. Se avanzó bastante con la aplicación de diferentes vacunas. Lo importante es que ahora hay respuesta en el área rural por las campañas de información que se han desarrollado. Queremos avanzar más y estamos en campaña para lograrlo”, destacó Medrano.

El departamento de Santa Cruz muestra un porcentaje un poco más alto en la vacunación en el área rural respecto a Cochabamba. El 35,89% de las aplicaciones de las dos dosis corresponde a zonas rurales. Mientras que el resto -359.971 vacunas- se inyectaron a pobladores de las ciudades de Santa Cruz de la Sierra, Montero, Porongo y Warnes. En los demás municipios cruceños se inoculó a 204.393 personas, según documentación oficial.

En Santa Cruz

El director del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI) de Santa Cruz, Dorian Jiménez, pidió a la población, ya sea del campo o urbana, que acudan a los puntos de vacunación. El funcionario lamentó que en otras regiones rurales del país haya desinformación sobre el tema.

“Ya algunas noticias rayan en la ficción, en el absurdo, como lo de Potosí, donde dicen que si uno se vacuna se convierte en hombre lobo. Eso es irresponsable, pero hay personas que se dejan llevar por estas falsas noticias y hacen daño a las personas que realmente quieren ser vacunadas. Yo quiero decirles que la forma más efectiva de prevenir la enfermedad en estos momentos es vacunándose, sin restar importancia a las otras estrategias como el uso del barbijo, el lavado de manos y el distanciamiento social. Los países que vuelven a la normalidad, lo hacen porque su población procedió a la vacunación”, afirmó Jiménez.

El municipio fuera del área metropolitana con más dosis aplicadas es el de San Ignacio de Velasco, donde se inmunizó a 23.763 personas. Le siguen Puerto Quijarro, con 15.499 inoculados; Puerto Suárez, con 14.891 dosis aplicadas; La Guardia, con 12.809 vacunados; San Matías con 12.143; Camiri aplicó 9.051 vacunas; San Julián, 6.507; Cotoca, 5.913; Vallegrande, 5.324 y Yapacaní 5.694. Las otras localidades tienen menos de 5.000 personas inmunizadas. La población con la menor aplicación de vacunas es Postrervalle, con 509 ciudadanos vacunados contra el Covid-19.

La Paz es la región del eje con menos afluencia de personas a los centros de vacunación en su área rural. Según datos oficiales, dos de cada diez personas se hizo inmunizar en el campo. Las ciudades de La Paz y El Alto son parte de la zona metropolitana.

El Sedes La Paz no tiene un informe actualizado sobre la vacunación en área urbana y rural, pero de acuerdo a sus datos, en promedio, solo el 15% de la población vacunada está en el campo. La sede de Gobierno reúne el 62% de la ciudadanía inmunizada y el resto la ciudad de El Alto, que es el 23 por ciento.

La responsable del PAI La Paz, Peggy Ibáñez, lamentó que en el área rural paceña todavía exista desinformación sobre la aplicación de las vacunas. La funcionaria reprochó que los municipios no tengan planes de comunicación que ayuden a la misión de la Gobernación paceña.

“Todavía hay zonas rurales donde la desinformación está dañando la vacunación masiva. No hay planes de comunicación ante la desinformación que existe en algunos municipios. Nosotros llamamos a la ciudadanía a que acuda a los puntos de vacunación, ya que la vacuna es la mejor arma para prevenir el coronavirus”, resaltó Ibáñez.

Son diversos motivos por los que la población del área rural -al menos en el occidente del país- no acude a los puntos de vacunación. Existe versiones de médicos que relatan la desinformación que existe en el área rural. Un galeno que trabaja en Achacachi, en el departamento de La Paz, afirmó que los obstáculos van desde las creencias hasta que la vacuna provoca infertilidad.

En Potosí, la diputada Toribia Lero, de Comunidad Ciudadana (CC), explicó que en el norte potosino la desinformación sobre los efectos de la vacunas son “increíbles”. La legisladora detalló que hacen circular información de que las dosis convierten en hombre lobo a los varones, pero también les dicen a las mujeres que se quedarán infértiles.

“Todavía continúa esa campaña de desinformación, pero lo lamentable es que la población no reacciona ante la noticia que salió en todo el país. Se necesita un trabajo más especializado del Sedes (Potosí) y de los municipios (del norte de Potosí) para que la población acuda a los puntos de vacunación”, remarcó Lero.

La viceministra de Promoción, Vigilancia Epidemiológica y Medicina Tradicional, María René Castro, pidió a la población del área rural del país que acuda a los centros de vacunación y prometió mejorar la estrategia de información sobre el plan de inmunización contra el Covid-19.

“Nosotros podemos evitar llegar a terapia intensiva y fallecer con las dosis que vamos recibiendo a través de las vacunaciones. Ese mensaje debe ser replicado en el área rural”, afirmó Castro.

En el occidente

El jefe de Epidemiología del Sedes Potosí, Huáscar Alarcón, dijo que se emplearán nuevas estrategias para llegar a la ciudadanía. El funcionario afirmó que el departamento potosino llegó a un 13% de la meta vacunable, esto a pesar de que es la región que aprobó la inmunización a personas mayores de 30 años hace una semana.

“Hoy (ayer), por ejemplo, se empezó con la vacunación de los compañeros transportistas. Se aprobó la vacunación de personas mayores de 30 años hace una semana. Tenemos planes de información, campañas y estrategias. Pero aun así la población en el área rural no acude masivamente a los puntos de vacunación”, remarcó Alarcón.

El responsable del PAI Chuquisaca, Franklin Morales, explicó que la principal causa para que no se avance a un ritmo más rápido en la aplicación de vacunas en el área rural, especialmente, es la distorsión de la información que circula por las redes sociales respecto a la vacuna.

Lo mismo sucede en Oruro. En esta región hay municipios donde circulan videos en redes sociales que instan a no acudir a los puntos de vacunación. La responsable del PAI, Juana Vera, explicó que el Sedes del departamento ejecutó estrategias de información en lugares que niegan la vacuna.



Comentarios