Escucha esta nota aquí

San José de Oruro está acorralado por demandas que le llegaron de la FIFA y la Federación Boliviana de Fútbol (FBF). Serían más de veinte los casos a resolver con urgencia. Jugadores y entrenadores reclaman al club orureño.

Nueve de esas demandas son ante la FIFA, y condicionan al club santo para habilitar jugadores en el campeonato de la División Profesional. El libro de pases se abre el próximo 1 de julio y cierra el 28 de ese mes.

De esos 9 casos, cuatro ya fueron solucionados según la información de los dirigentes del club orureño, que están en procura de cumplir con todos los reclamos para levantar las sanciones hasta el 1 de julio.

El presidente de San José, Sebastián Bueno, reconoció que esos casos son los más complicados que recibió su administración. Bueno afirmó que se necesitan 700 mil dólares para evitar que persista la sanción y San José pueda habilitar jugadores y evite otras sanciones como la pérdida de puntos.


Comentarios