Escucha esta nota aquí

El proceso de vacunación avanza en el país y Santa Cruz cuenta con 761.371 dosis disponibles que esperan ser aplicadas a la población, entre primeras y segundas dosis, además de la unidosis.

Según datos oficiales, hasta la fecha el departamento cruceño ha recibido 1.953.140 dosis de los distintos inoculantes que llegaron al país, de los cuales ya fueron aplicados 1.191.769, quedando un saldo de 761.371. Estos últimos incluyen las 210.000 de la vacuna Sinopharm que llegaron el pasado viernes y han empezado a ser distribuidas a los puntos de vacunación.

Los datos hasta el viernes mostraban que, del total de vacunas que están disposición de la población, 205.080 son primeras dosis, mientras que 556.291 son segundas dosis, incluidas las unidosis.

Del total de primeras dosis disponibles, quedaban 107.067 biológicos de la vacuna Sinopharm, 97.757 de la dosis rusa Sputnik V, 206 de Pfizer y 50 de AstraZeneca; mientras que de segundas dosis quedaban 262.338 de Sinopharm, 1.148 de Pfizer y de 1.961 de Sputnik V, además de 282.396 de la unidosis Jenssen de Jhonson & Jhonson.

Jorge Quiroz, coordinador de Redes Urbanas de Salud del Servicio Departamental de Salud (Sedes), indicó que en todos los puntos hay disponibles primeras dosis, lo que permite continuar con el flujo de inmunización.

Por su parte, el viceministro de Gestión del Sistema Sanitario, Álvaro Terrazas, manifestó que en todo el país hay dosis suficientes para continuar con el proceso de vacunación, señalando que hasta la fecha el país ha recibido más de 7 millones de dosis, de las cuales solo se han aplicado 4 millones, por lo que manifestó que el Ministerio de Salud ha iniciado un plan piloto de rastrillaje y vacunación puerta a puerta en las zonas con menor cobertura. Este fin de semana estuvieron en Oruro aplicando esta estrategia y ayer el ministro de Salud, Jeyson Auza, se reunió con los alcaldes de Santa Cruz para ajustar el plan de vacunación.

Los datos nacionales muestran que hasta la fecha el país ha recibido 7.051.050 dosis de los distintos inoculantes, de los cuales 3.640.661 son de primeras dosis y 3.910.389 de segundas dosis.

El coordinador de Redes Urbanas de Salud indicó que el problema que enfrenta Santa Cruz en este momento es la falta de las segundas dosis de la vacuna rusa Sputnik V, que tiene en la incertidumbre a las personas que necesitan completar su esquema de protección contra el coronavirus.

Según Quiroz, este lunes solo había alrededor de 300 dosis del segundo componente en los centros de vacunación de la ciudad capital. “Estamos a la espera de que nos manden las segundas dosis pendientes para el departamento, las cuales debieron llegar el 20 de julio”, destacó.

Quiroz dijo que conocen de forma extraoficial que el presidente anunció 200.000 segundas dosis de Spultnik V para este mes de julio. “Ojalá, por lo menos tengamos las 43.200 dosis que necesitamos para cubrir a la población en el mes de julio”, remarcó.

Quiroz informó que el fin de semana en Santa Cruz se inmunizaron a 22.796 personas con lo que alcanzaron a un 39,4 por ciento de la población objetivo con primeras dosis y a un 19 por ciento con el esquema completo.

El departamento cruceño tiene proyectado inmunizar a 2.126.338 ciudadanos mayores de 18 años.

Quiroz destacó que en la capital cruceña se habilitó un nuevo punto más de vacunación en la Universidad Franz Tamayo (Unifranz), con los que suman a 35 los puestos en la ciudad y más de 200 en todo el departamento. En el último punto habilitado se atenderá de 14:00 a 20:00, lo que permitirá determinar los beneficios de este nuevo horario.

Ante el retraso

El ministro de Salud descarta combinar vacunas o empezar un nuevo esquema ante el retraso de segundas dosis de la vacuna rusa Sputnik V.

La autoridad llamó a la población a mantener la tranquilidad, “porque por el momento están protegidas con la primera dosis” y el Gobierno está haciendo las gestiones para garantizar que las segundas dosis lleguen en el menor tiempo posible.

“No se ha establecido un tiempo, hemos enviado una nota y estamos esperando una respuesta”, indicó anoche el ministro Auza tras reunirse con alcaldes de Santa Cruz.

Sin embargo, más temprano el viceministro de Comercio Exterior, Benjamín Blanco, explicó el Gobierno analiza otra alternativa si es que no llegan las segundas dosis de Sputnik V y admite que el contrato firmado con el Fondo Ruso de Inversión Directa no contempla sanciones en caso de incumplimiento.

Recalcó que “esta no es una espera para siempre”, y que, si persiste la demora, se evaluarán otros esquemas e incluso se pueden compartir estudios con otros países para “tomar decisiones al respecto”.

“Hay que ser muy claros, hay un comité científico y expertos que están analizando el tema, seguramente en algunos días ya tendremos información oficial sobre cuál sería el posible plan ‘B’ si es que sigue sucediendo este incumplimiento, por ahora estamos dentro del rango”, dijo la autoridad.

Ratificó que no existe una fecha oficial de la llegada de los refuerzos, que se habla de “unos días de retraso” y que ese tiempo de espera no afectará al cronograma de vacunación. Sin embargo, reconoció que se rebasó la capacidad de presión del Gobierno.

Precisó que el retraso fue informado la pasada semana y que Bolivia será uno de los países priorizados con el primer envío que se autorice. “No es que vamos a esperar que el Fondo Ruso nos mande y confiar ciegamente en que eso va a suceder”, complementó.

Finalmente, reveló que “no se ha pagado absolutamente nada, pues dosis que llega, dosis que se paga. Es una opción cambiar de proveedor, pero no podemos ser irresponsables, tenemos el esquema compuesto por dosis de Sputnik V, que tiene la mayor eficacia en el mundo, corresponde poner la segunda dosis, lo que tenemos por ahora son algunos días de retraso en la provisión de segundas dosis, no se puede intercambiar vacunas”, afirmó.

El vocero presidencial, Jorge Richter, en una entrevista con el programa ¡Qué Semana! de EL DEBER radio, develó las tres vías que están siendo tratadas por un comité científico. El primer plan que se maneja es la posibilidad que quienes recibieron una primera dosis de Sputnik se queden con esa sola aplicación, pues según el Fondo de Inversión Ruso y el laboratorio Gamaleya (que produce y distribuye la vacuna) la primera dosis tiene una efectividad de hasta 80%.

Richter indicó que la segunda vía es poco probable que se aplique, pero confesó que está siendo analizada. Esta consiste en completar la inmunización de los beneficiarios de la Sputnik V con una vacuna de otra marca.

El último plan que está siendo analizado es volver a vacunar “desde cero” a la población que recibió su primera dosis de la Sputnik V, en caso de que no lleguen las segundas dosis.

El presidente del Estado, Luis Arce, rechazó las críticas que surgen por la demora en la llegada de las segundas dosis Sputnik V y explicó que solo un cuarto de las vacunas que se utilizan en el país son de fabricación rusa, con las que se tiene inconvenientes por la provisión.

“De la vacuna Sputnik V dependemos del suministro de una empresa rusa, teníamos un contrato que decía que debería haber llegado la vacuna desde el mes de marzo, no llegó. Hay problemas en todo el mundo, hay rebrotes, se están tomando recaudos en muchos países ante la cuarta ola, y las vacunas no llegan, pero las Sputnik V representan solo el 25 por ciento, el 75 por ciento son de otras vacunas y están garantizadas, y no pueden decir por ahí que está en riesgo nuestro proceso de vacunación, nuestro proceso de vacunación avanza y exhortamos a todos los municipios a concluir esas vacunas”, dijo ayer el mandatario en un acto realizado en la ciudad de El Alto.

Comentarios