Escucha esta nota aquí

El 2020 será recordado como un año maldito, un año en el que la economía se desplomó debido al confinamiento global por el coronavirus. Y en este año de pocas noticias buenas, aparecen cifras esperanzadoras para el mercado global. El Dow Jones, subió a niveles históricos en sus 125 años de vigencia rebasando los 30.000 puntos; el indicador tocó el cielo con las manos; en ese olimpo del mercado bursátil llamado Wall Street.

Para muchos expertos en el mundo, y algunos consultados por EL DEBER, el hito marca una señal de esperanza para dejar atrás la crisis del Gran Confinamiento, como se llama a los estragos que provocó el coronavirus.

Y es que esta subida del indicador es motivada por dos factores: el primero, es el anuncio del éxito que han tenido varias vacunas contra el virus, y el segundo es el informe que hizo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de dar vía libre a la transición, luego de perder las elecciones en el país del norte.

Pero, ¿de qué manera afecta esto a Bolivia y Latinoamérica?

De forma directa el impacto es mínimo explica el economista Germán Molina. El experto dijo que el efecto se sentirá a medida que el país mejore las exportaciones de materias primas con los países que tienen mayor relación con el mercado norteamericano.

Es decir, los beneficios se verán a medida que el país abra su mercado y busque nuevos destinos para sus productos o mejore su relación comercial con el país del norte. Empero, ve difícil que esto último pase. “El presidente Luis Arce ha dicho que seguirá y dará continuación al modelo económico del gobierno de Evo Morales”, sostuvo.

Para el experto en finanzas, Mauricio Ríos García, el impacto de esta subida será mínimo, debido a que el país no tiene un vínculo directo con la bolsa norteamericana. “Para Bolivia no significa nada. No tiene vínculo alguno y los capitales en vez de llegar a Bolivia van a parar a la Bolsa de Estados Unidos”, dijo.

Para el especialista “es un dato más”, porque pese a la coyuntura actual a lo largo del año, el indicador “ya alcanzó máximos”.

“Ahora, la prensa (norteamericana) lo está generando por motivos políticos, quieren darle un buen arranque al nuevo Gobierno. El sobreoptimismo se debe a los estímulos masivos monetarios de la Reserva Federal”, sostuvo Ríos.

Sin embargo, Jorge Akamine, presidente del Colegio de Economistas de Bolivia, explicó que si bien el país no tiene una relación directa con el Dow Jones su subida muestra que los grandes inversores han vuelto a demandar acciones.

“Esto quiere decir que hay confianza y que la economía se va a recuperar. Y de forma indirecta esto nos beneficia a los países, como Bolivia, que exporta materias primas”, afirmó.

En este sentido, sostuvo que incluso el precio de otros commodities; como el petróleo suben.

Esta confianza -según Akamine- se debe también al cambio de Gobierno que tendrá Estados Unidos, y a los buenos resultados que han tenido varias vacunas contra el coronavirus.

“En el mercado global hay cierto alivio por la salida de Trump; porque generó muchos conflictos con su pelea con China”, sostuvo.

Jaime Dunn, analista financiero, explicó que lo que está sucediendo en la Bolsa de Valores de EEUU, es resultado de una política que se viene aplicando desde 2008 en la cual se está destinando mayor liquidez a la economía estadounidense y eso de alguna manera impulsa la demanda, cotiza a las empresas y crea un escenario positivo para las inversiones.

Dunn admitió que, si bien el país es un mercado marginal que solo capta hasta el 0,4% de la inversión extranjera directa que hay en el mundo, siempre cuando en EEUU hay un buen ambiente de negocios los inversionistas giran su mirada y de manera indirecta impulsan al resto de las economías.

En ese sentido, dijo que si los inversionistas no vienen al país, éste debe ir tras ellos y apostar por el negocio bursátil.

Causas de la subida

El presidente Donald Trump indicó el lunes que ya no se opone a que su gobierno asista al equipo de transición de su rival Joe Biden, aunque sin llegar a reconocer su derrota en las elecciones, tras semanas aferrado a una batalla legal para impugnar los resultados que le fueron desfavorables.

A esto se suma el anuncio hecho por el laboratorio AstraZeneca y la Universidad de Oxford, cuya vacuna tiene una eficacia media del 70%, que llega al 90% con una dosis menor, según ensayos clínicos hechos en Reino Unido y Brasil. En EEUU, las vacunas estarán listas para su entrega 24 horas después de la autorización de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA).



Comentarios