Escucha esta nota aquí

El control de la temperatura corporal de los pasajeros que llegan del exterior, apoyado en tres modelos de escáneres, denotan una mayor actividad de la vigilancia epidemiológica que se realiza en el Aeropuerto Internacional Viru Viru.

Juan Carlos Caballero, médico perteneciente al Servicio de Aeropuertos Bolivianos (Sabsa), y Susana Vargas, médica de turno del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Santa Cruz, son los encargados de realizar los controles a todas las personas que arriban en vuelos del exterior a la terminal aeroportuaria.

Caballero explicó que por el momento trabajan con dos escáneres manuales que les permiten, en pocos segundos, registrar la temperatura de las personas y en caso de que superen los 36 grados y sientan dolores en su cuerpo, tienen un consultorio acondicionado para realizar un estudio más completo.

Vargas precisó que el control con uno de los pequeños escáneres es individual y al azar, sin embargo, remarcó que el personal de las líneas aéreas también realiza el mismo control a cada pasajero y en caso de encontrar a alguien que tenga los síntomas del coronavirus (fiebre, dolor corporal y cansancio) lo separan del resto y notifican a las autoridades aeroportuarias.

Donación china

Carlos Molina, gerente regional de Sabsa Santa Cruz, indicó que a los dos escáneres con que cuenta el aeropuerto se suma un equipo termográfico que es producto de la donación del consulado chino en el país.

Sobre las bondades de la nueva tecnología, Molina remarcó que se trata de un equipo de mayor alcance, de mejor precisión y más potente que recién hoy empezará a funcionar, ya que el personal debe recibir la respectiva capacitación.

“Este es un equipo donado por China, es de uso exclusivo en los aeropuertos, ya existe uno en La Paz y otro en Cochabamba”, sostuvo Molina.

Dudas y temores

En Viru Viru los encargados de llevar los equipajes, los que venden pasajes y la gran mayoría de los pasajeros ya usan barbijos, como una de las primeras barreras para evitar adquirir el Covid- 19, que se originó en China.

“Las personas están preocupadas y nosotros buscamos brindarles la mayor cantidad de información y de hacerles sentir seguras”, explicó Vargas, que es la médica de turno del Sedes.

Jorge Rodríguez, con rumbo a Miami (EEUU), pidió que se le tome la temperatura y se mostró preocupado por la presencia del coronavirus en Brasil.

“Está cerca, ojalá las autoridades bolivianas realicen un buen trabajo para tratar de evitar que esta epidemia ingrese al país”, dijo Rodríguez.

Alejandra Piñeiro, que arribó desde Buenos Aires en el vuelo 709 de BoA, sostuvo que es importante que se hagan los controles preventivos.

“En Ezeiza se hace lo mismo. Te controlan la temperatura y te hacen llenar un formulario donde debes declarar qué países visitaste y comprometerte con avisar si te enfermas”, indicó Alejandra.