Escucha esta nota aquí

Gracias a sus propiedades nutritivas y energéticas son muy recomendables para una alimentación equilibrada. Además, le agregan un toque especial en cuestiones de sabor y de textura a las comidas.

Una manera práctica de incorporarlas es en panes elaborados con ellas, como pueden ser los de sésamo, girasol, linaza y hasta los hay en una mezcla de todas.

También se las puede agregar en el yogur, sobre las sopas, en las ensaladas o en los rellenos, ya que al tener un sabor neutro permiten diferentes combinaciones.

Las semillas aportan vitaminas, minerales y fibra, muy importante para mejorar el tránsito intestinal y prevenir la constipación. También se usan para perder peso porque, como tardan en digerirse, producen saciedad.

Antes de consumirlas, averigua cómo prepararlas.



Sésamo

Linaza

Comentarios