Escucha esta nota aquí

Así como estamos no le ganamos a nadie, y lo peor de todo es que no hay esperanzas de mejoría. Ya no cuenta a favor la altura, y los que acaban con el físico por los suelos son los nacionales, mucho peor si la selección que nos visita es una con varios jugadores adaptados a la altitud. 

Bolivia cayó el jueves por 2-3 frente a Ecuador, que se ha acostumbrado a llevarse puntos del Hernando Siles, pues desde las eliminatorias de 1998 no la derrotamos en La Paz.

La Verde solo cosechó derrotas en las tres fechas iniciales (antes se perdió de visitante ante Brasil por 5-0 y de local contra Argentina por 1-2), señales que ya estamos encaminados a otro desastre en las eliminatorias, y eso significa quedar eliminados de la lucha por aspirar al Mundial cuando las otras selecciones recién están calentando motores, y tienen una base de jugadores titulares que solo modifican por lesiones o sanciones. 

El jueves, César Farías solo puso de titulares a tres futbolistas que estuvieron en los primeros dos encuentros, pese a que trabajó dos meses con ese grupo de convocados.

A la selección no le alcanza para competir en las eliminatorias con el nivel y jerarquía de Carlos Lampe, Juan Carlos Arce y Marcelo Martins. Hay otros que demostraron tener condiciones, pero a cuentagotas, y así no sirve. 

Lo malo comienza en una zaga central lenta e inexperta, integrada por Gabriel Valverde y Adrián Jusino. Un poco más arriba, abundan las imprecisiones, con jugadores a los que les falta bastante roce y que por ello el balón les quema.

Lampe salva el primer tiempo

La primera parte la acabó ganando Bolivia gracias a un Lampe espléndido, con dos tapadas de gol, pues hasta ese momento las mejores opciones las tuvo Ecuador. También fue clave para el gol (37’) la sociedad de tres jugadores de Bolívar. En la jugada previa hubo un pase medido de Erwin Saavedra para Enrique Flores, que llegó al fondo y centró atrás, donde Juan Carlos Arce amagó y remató cruzado con su pierna menos hábil, la izquierda.

El 1-0 llegó a los 37’, cuando la Verde había sufrido bastante, y le hacía falta ponerse en ventaja para que los jugadores agarren confianza y dejen de lado los nervios, un mal que tuvo en especial en la primera media hora de juego.

 A ello se sumó un Valverde nervioso, que incluso perdió algunos balones de manera infantil. Despejó mal en algunos casos y en otros cuando estaba solo se complicó. Por ello, Ronny Montero comenzó a calentar, pero recién entró en el segundo tiempo.

A los 7’, Junior Sornoza ingresó por izquierda para hacer un centro al que no llegó su compañero Michael Estrada. Era una muestra de que Ecuador fue a La Paz a jugar un partido de igual a igual y a buscar el triunfo. A los 19’, vino la segunda opción clara del visitante, cuando tras un tiro libre apareció Ángel Mena para cabecear solo ante un Lampe, que logró ganarle el mano a mano. 

A los 30’ y 33’, Bolivia dio dos señales de mejoría. Erwin Saavedra remató sin potencia y luego Víctor Ábrego cabeceó apenas desviado. Luego vino el gol de Arce (37’), que levantó los ánimos, pero Ecuador tuvo la chance de empatar cuando Mena, a los 41’, encaró a Lampe, que nuevamente salió victorioso en el mano a mano

Gol de camarín

En la segunda parte Bolivia entró desconcentrada y ello le costó caro. Al 46’, Beder Caicedo ingresó solo por izquierda, y remató a placer, ante la mirada de su marcador, Valverde, que por su lentitud no pudo cruzar a tiempo.

A los 52’, Estrada casi marca cuando recibió a la espalda de Valverde, que seguía dando ventajas, pero el atacante, para suerte de la selección, definió mal. A los 56’, el que no falló fue Mena, que ingresó y remató junto al poste izquierdo de Lampe. Era el 1-2, y con mucho por jugarse. Así Martins dio esperanzas al 59’, luego de marcar de cabeza el 2-2 tras córner del ‘Conejo’ Arce.

Para terminar un partido para el olvido de los centrales de Bolivia, el 2-3 de Ecuador llegó tras una mano de Jusino, que salió a despejar con los brazos abiertos, grave error en estos tiempos de VAR, que confirmó el penal. Lo transformó en gol Carlos Gruezo (87’). Otro golpe para Bolivia, que sigue sin competir en estas eliminatorias. Es última y con cero puntos.

La Zaga central tiene que mejorar bastante para visitar a Paraguay

Uno de los sectores más flojos que tuvo Bolivia el jueves fue la zaga central, que tuvo que ver en dos de los tres goles que convirtió Ecuador, clave para que se lleve un triunfo por 2-3 del estadio Hernando Siles.

En el primer tiempo y parte del segundo no hizo pie Gabriel Valverde, mientras que en el segundo tiempo el que estuvo bajo fue Adrián Jusino. En el primer gol, de Beder Caicedo, el jugador de The Strongest salió demasiado lento a bloquear y por ello el defensor prácticamente fusiló a Carlos Lampe. El tercer tanto ecuatoriano llegó tras un penal que provocó Jusino al salir a despejar con los brazos abiertos.

El ingreso en el segundo tiempo de Ronny Montero por Valverde le dio un poco más de seguridad a la zaga central, en especial en el juego aéreo. Por ello, el defensor de Wilstermann podría tener chance de jugar de visitante el martes (19:00) contra Paraguay, en partido válido por la cuarta fecha de las eliminatorias sudamericanas para el Mundial de Catar 2022.

Otro que tendría oportunidad de jugar es José María Carrasco, el central de Blooming que es uno de los jugadores reservados por César Farías para el partido ante Paraguay. Por esta razón, Carrasco se quedó a entrenar con la sub-20 en Santa Cruz. El defensor fue titular en las dos primeras fechas de las eliminatorias, en las derrotas ante Brasil y Argentina.

Un dato que debe alarmar al entrenador venezolano Farías es que a Bolivia le convirtieron 10 tantos en los primeros tres partidos en la clasificatoria, pese a que cuenta con un arquero solvente, como Carlos Lampe, que el jueves evitó dos goles cantados.





Marcelo Martins anotó su gol 2o y ya es goleador histórico de la verde junto con Joaquín Botero

Marcelo Martins ya es goleador histórico de la selección boliviana al marcar su tanto número 20 con la Verde, igualando la marca que ostenta Joaquín Botero, el exdelantero de Bolívar, Pumas de México y San Lorenzo de Argentina, entre otros equipos.

Martins, del Cruzeiro de Brasil, no pudo celebrar esa marca histórica, pues el partido entre Bolivia y Ecuador terminó en derrota. El tanto llegó al minuto 59 y fue el del empate. Luego Ecuador llegaría al triunfo por intermedio de Gruezo, que marcó de penal.

El ‘Matador’ llega a esta cifra de goles a los 33 años y tras 78 encuentros en la selección. El gol 19 lo había marcado en la derrota por 1-2 de local ante Argentina, que se disputó el 13 de octubre.

Botero alcanzó la marca tras 48 partidos en la selección. Su mejor encuentro con la casaca nacional fue el 1 de abril de 2009 cuando Bolivia venció de local a Argentina, y el atacante anotó tres goles e hizo tres asistencias ante una Albiceleste que tenía en sus filas a Lionel Messi y como DT a Diego Armando Maradona.

Martins podría superar a Botero el martes cuando Bolivia visite a Paraguay.