3 de agosto de 2023, 4:00 AM
3 de agosto de 2023, 4:00 AM

El alcalde de Santa Cruz de la Sierra, Jhonny Fernández, viajó a Estados Unidos por sexta vez en lo que va de su gestión. Lo hizo por motivos personales, según especificó en el oficio de solicitud de licencia dirigido al Concejo Municipal, lo cual contradice su anuncio en redes sociales de que estaba viajando “para buscar financiamiento externo y continuar con las grandes obras para nuestra ciudad”.

Ese anuncio extraoficial fue corroborado por voceros del Ejecutivo municipal, quienes mostraron parte de la agenda que cumple el burgomaestre en ese país. Una de sus actividades –según se informó–, fue la visita que le hiciera a la alcaldesa de Miami Dade, para profundizar el apoyo que se estableció a través de un convenio de hermanamiento firmado entre ambas comunas durante la primera gestión del alcalde cruceño. Luego sostuvo encuentros con personal técnico, con quienes abordó temas de planificación metropolitana y de tránsito y transporte, sobre todo lo relacionado a los trenes urbanos y el metro que operan en esa ciudad de la Florida.  

Las críticas de concejales opositores no se hicieron esperar. La vicepresidenta del Concejo, Lola Terrazas, habló de la falta de seriedad del alcalde Fernández por solicitar el permiso para atender asuntos personales y luego hacer otra cosa. El concejal Juan Carlos Medrano, por su parte, criticó que el alcalde haya omitido la información de sus visitas oficiales para abordar proyectos, pero, además, dudó de que estas anunciadas gestiones lleguen a concretarse. “Jamás hemos visto que (Fernández) haya llegado con un informe de financiamiento, planes de desarrollo y otros”, dijo.  

En el plano de la formalidad, se nota que hay una suerte de desencuentro entre el alcalde Fernández y el Concejo Municipal, que es la institución que debe fiscalizar sus actos y otorgarle permisos de viaje. Si ya había antecedentes de incoherencias sobre algo tan elemental como es el propósito de un viaje, esto debió merecer, cuando menos, una llamada de atención, o hasta la negación de un nuevo permiso. Estamos hablando de la máxima autoridad de una ciudad de más de dos millones de habitantes, quien no puede ausentarse sin la debida justificación ante la instancia que lo fiscaliza.

Pero también se evidencia una falta de seriedad del burgomaestre. No puede mezclar sus asuntos personales con los asuntos de la ciudad. Si este su sexto viaje contemplaba visitas y gestiones oficiales, es obvio que el Concejo Municipal debía saberlo, al igual que su personal técnico. ¿O es el alcalde la persona más idónea para recibir una explicación sobre el funcionamiento de los trenes urbanos de Miami? Todo viaje oficial debe estar debidamente respaldado en temas de logística, asesoramiento, gastos de transporte, hospedaje, viáticos, etc. Y por más que Jhonny se costee sus viajes personales, eso no le da derecho a gestionar lo que se le antoje a nombre de la ciudad, por respeto a la institucionalidad municipal. 

Santa Cruz de la Sierra necesita que su Gobierno Autónomo Municipal funcione bajo los más altos estándares de calidad y eficiencia. La Alcaldía y el Concejo deben trabajar de manera coordinada por el bien de esta ciudad, que es la más poblada de Bolivia y la que más crece. Si sus autoridades no son capaces de coordinar un simple viaje oficial, poco se puede esperar de las gestiones y proyectos que deben encararse con una visión integral y de alcance metropolitano. Hay mucho por mejorar en temas de transparencia, comunicación efectiva, coordinación y trabajo en equipo.

Tags