Escucha esta nota aquí

El presidente del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), Juan Carlos Manuel, anunció ayer que esa institución prepara una demanda contra el expresidente Evo Morales, el excanciller David Choquehuanca y el exsecretario General de la Dirección de Reivindicación Marítima (Diremar), Emerson Calderón, por el presunto delito de traición a la patria cometido en el caso de la defensa del Silala ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya. 

Por otra parte, Eduardo Rodríguez Veltzé, expresidente de la República y es agente boliviano ante La Haya, pidió mayor seriedad a la actual administración sobre este tema. Criticó que el Ministerio de Asuntos Exteriores diera a conocer información sobre la contramemoria de la demanda interpuesta por Chile a Bolivia, por las aguas del Silala, fue inoportuna y poco profesional. Manuel anunció que se iniciará un proceso penal por “semejante atrocidad” que se está cometiendo contra Potosí.

Agregó que existe una complicidad en la traición de parte de Jeanine Añez al no informar de lo que había ocurrido ante la Corte de La Haya. El litigio por el Silala comenzó en 2016, a demanda de Chile. La tesis histórica de defensa boliviana siempre ha sido que las aguas son de manantial y que fueron desviada de forma artificial a Chile, sin embargo, en el proceso ante la CIJ, Bolivia admitió en su contramemoria (presentada en 2018) que las aguas del Silala fluyen de manera natural al vecino país, según reveló recientemente la Cancillería. El diputado oficialista Gonzalo Barrientos ratificó que las aguas del Silala desviadas artificialmente. Señaló que es inaceptable decir que las aguas van al vecino país de manera natural.

El exembajador

Sin embargo, Rodríguez Veltzé va por la vía contraria y critica las declaraciones de la canciller Longaric. “Estas revelaciones del contenido de la memoria boliviana resultan inoportunas y sobre todo muy poco profesionales. Yo no creo que en un comunicado de media página se pueda revelar lo que Bolivia ha trabajado durante años, varias entregas de memorias, contramemorias y docenas de anexos y miles de folios. Lo que sostiene la cancillería no nos hace bien”, dijo Veltzé en Fides.

Según él, Bolivia asumió la demanda de Chile en Corte de La Haya de manera responsable porque sus argumentos estuvieron fundamentados en estudios científicos que fueron desarrollados con un alto costo y, explicó, que por primera vez se trabajó para determinar qué exactamente significa el tema de las aguas del Silala para Bolivia.