Escucha esta nota aquí

Después de que los afectados por el Covid-19 se contaran por decenas en el penal de Palmasola, provocando temor entre los internos al punto de que nadie quería salir de sus celdas por temor a infectarse, ahora la situación es completamente diferente.

El director departamental de Régimen Penitenciario, Marcos Dongo, dice que en este momento el penal no tiene a ningún reo contagiado por el coronavirus.

“El trabajo que se desarrolló antes y durante cuando los contagios fueron diarios, ha permitido que podamos afirmar que la lucha contra el Covid-19 ha sido exitosa”, aseguró la autoridad destacando que en la guardería, que se habilitó para aislar a los casos positivos, ningún recluso está internado.

El gobernador del penal, Luis Fernando Céspedes, indicó que en este momento el reclusorio el más poblado de Bolivia está prácticamente con cero de contagios de Covid-19. Solo dos internos que llegaron de otro distrito están aislados bajo sospecha de infección.

Nueva normalidad

La que era la casa blanca del ex-recluso Oti, convertida durante la cuarentena en un espacio para albergar a los sospechosos del coronavirus, ahora solo tiene a una docena de internos que aparentemente presentan síntomas del mal, pero  por previsión están en observación este lugar”, explicó Dongo y añadió que el trabajo coordinado entre las autoridades de salud y del Ministerio de Gobierno seguirá siendo parte fundamental de la estrategia.

El viceministro de Régimen Interior y Policía, Javier Issa, hizo conocer la situación actual de enfermos y sospechosos de coronavirus en el país. De acuerdo con la estadística que maneja la autoridad, en Santa Cruz, Cochabamba y La Paz no hay ningún enfermo positivo de coronavirus entre la población penal.

Sin embargo, en Chuquisaca hay tres, en Oruro uno, en Pando 32, en Tarija tres y en Beni 12. Las cárceles del eje troncal tienen algunos sospechosos, pero aparentemente el contagio masivo se frenó.