Escucha esta nota aquí

Las dudas sobre la realización del voto en el extranjero obligan a que se propongan algunas alternativas para que los compatriotas que viven en 31 países puedan sufragar el 18 de octubre.

La organización Transparencia Electoral Para América Latina propuso al Tribunal Supremo Electoral (TSE) investigar los procesos de empadronamiento en el exterior y llevar adelante el voto electrónico. Mientras tanto, los políticos adversarios del Movimiento Al Socialismo (MAS) desconfían del registro de votantes, sobre todo en los países de Argentina y Brasil, donde hay mayor cantidad de bolivianos que están habilitados para sufragar.

“No desconocemos que la autoridad electoral cuenta con poco tiempo para implementar el proceso electoral. Sin embargo, puede evaluarse algún tipo de innovación o de incorporación de tecnología en el instrumento de votación en la categoría ‘voto en el exterior’”, sugirió el director de Transparencia Electoral Para América Latina, Leandro Querido. El experto ve necesario que ese método de sufragio sea implementado en países como Argentina, donde hay más caudal de electores bolivianos.

Querido explicó que se realizó un estudio en el que se identifica dos posibles amenazas que podrían evitarse con el voto electrónico cuando se realicen las elecciones del 18 de octubre. La primera se vincula con los problemas de infraestructura en Argentina, país cuya población está afectada con la propagación del coronavirus. En ese país, los distritos más afectados son la capital argentina y la provincia de Buenos Aires, que coinciden con los distritos donde vota la mayor cantidad de bolivianos en esa nación.

Cuidar la salud

Un segundo punto, explicó Querido, es que aplicando el método tecnológico se podría disminuir las amenazas sobre el voto en Argentina y, sobre todo, garantizar la transparencia en el proceso electoral. Pero además, el experto dijo que así también se cuidaría la salud de los connacionales que radican en el vecino país.

El aparato político adverso al MAS respalda las observaciones de la organización, aunque admite que implementar el voto electrónico en Argentina y Brasil será complicado.

El diputado Gonzalo Barrientos remitió al ente electoral dos observaciones: conocer si el padrón electoral en el exterior fue saneado y si siguen trabajando en Argentina funcionarios del TSE que fueron cuestionados por su trabajo en la elección del año pasado que fue anulada.

“Veo difícil que se pueda implementar el voto electrónico por el tiempo que resta para las elecciones. El coronavirus está en toda la región y habrá que ver qué disposiciones existen en diferentes países para llegar a votar”, señaló Barrientos.

El TSE informó que hasta el 10 de septiembre se realizará el trabajo de saneamiento al padrón electoral y que cinco días después se conocerá todo el registro de votantes, incluido la cantidad de electores bolivianos en el exterior.