Escucha esta nota aquí

Mediante un comunicado oficial, ayer la empresa Sumitomo Corporation informó que posee el 100% de participación en la mina San Cristóbal, que produce plata, plomo y zinc. La empresa opera este yacimiento a través de la Minera San Cristóbal SA (MSC).

“Aunque algunos medios informaron que Sumitomo Corporation vendería sus participaciones en MSC, esto no ha sido anunciado por Sumitomo Corporation y no se ha tomado ninguna decisión”, señaló la empresa.

El domingo, el empresario Luis Fernando Barbery, presidente de la Corporación Unagro, y el empresario potosino Orlando Careaga anunciaron la compra de las acciones de la compañía japonesa. El anuncio generó revuelo, porque ambos inversionistas indicaron que las operaciones de la mina se extenderían hasta 2050. Barbery, dijo a urgente.bo que sus socios negocian la transacción en Tokio.

Unas horas después esta versión fue negada por la empresa en un comunicado interno dirigido a sus trabajadores, que se hizo público.

Sin embargo, ayer, en su último comunicado Sumitomo aclaró que no tomó ninguna decisión, lo que extiende aún más la incertidumbre de la que es considerada como la noticia económica del año.

Mientras se define la venta de la mina San Cristóbal, este lunes la Federación de Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia pidió respetar los derechos de los trabajadores que operan en esa empresa, según un reporte de Erbol.

De acuerdo al ente sindical, San Cristóbal trabaja en una minería de clase mundial con tecnología de punta y es una de las empresas privadas que aporta mucho para el desarrollo del país.

Comentarios